Raúl García Araujo

Hablando de mezquindades y traiciones, se han ido consumiendo… las vacunas, parafraseando la canción que interpreta Vicente Fernández, quien junto con su hijo Alejandro Fernández, ya fueron vacunados, en la campaña de experimentación con la aplicación de las primeras vacunas llegadas al país.

Y hablando de mezquindades y traiciones fue ruin la forma en cómo se manejó la supuesta no vacunación de una persona de la tercera edad en la alcaldía Gustavo A. Madero.

Llaman la atención muchas cosas que rodearon al hecho, pero principalmente una y es que quien grabó el proceso de vacunación (¿para qué?), hoy se sabe que fue su pareja sentimental, prefirió mantener en récord su cámara, que reclamar en ese mismísimo momento el por qué estaban pinchando sin líquido a su pariente.

También llamó la atención que quien graba hace un manejo casi profesional de la cámara, aplica los acercamientos (zoom) en los momentos precisos, hace las pausas y paneos adecuados.

De la misma forma llama la atención no solo el ingreso de la cámara, sino el alto grado de permisividad que mostró el personal de la SEDENA, de la Guardia Nacional, del IMSS, de Salud capitalina y la Federal, entre otros, para que la persona grabara.

Es de sobra conocido que cualquier grabación en cualquier dependencia u hospital, salvo las que se hacen de manera clandestina, requiere de la autorización de las áreas de Comunicación Social, correspondientes, y ahí en la grabación se aprecia al personal antes citado.

Asimismo, se nota el nerviosismo de la persona de bata blanca, seguramente también personal de salud, que está detrás de la enfermera que vacunó, y que frotaba sus manos con notable ansiedad. Sin duda algo también para investigarse. 

A este columnista llegaron ese mismo día dos grabaciones más de ese mismo tipo, de otros dos adultos mayores, con diferencia de solo algunas decenas de minutos.

¿Acción concertada? Quién sabe. ¿Coincidencia? Es mucha, más bien muchas.

La difusión de los casos fue brutal, avasalladora. Y los que debieron responder, extrañamente callados; las áreas de Comunicación Social de la SEDENA, GN, IMSS, Salud local y Federal, enmudecidas, descansando, al fin que era Semana Santa y no cualquier fin de semana, sino Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección, mientras que su personal operativo se la rifaba y se la rifa en las carpas instaladas para la vacunación.

Tan irresponsables los que participaron en esas vacunaciones simuladas (enfermeras y enfermeros y demás personal que los rodearon), como los que se dieron a la tarea de difundir en redes sociales y en los incontables grupos de comunicadores que se han armado para difundir información.

Los primeros porque cometieron actos ilícitos y de traición a una confianza depositada en ell@s, y traición a sus compañeros que sí están desempeñando una función de alta responsabilidad en la que están vidas de por medio, incluida la suya por el riesgo de contagio que afrontan.

Los que difundieron masivamente él o los videos tomados porque con esos hechos se genera pánico y desconfianza entre los adultos mayores; entre los que ya fueron vacunados porque muchos dudarán si recibieron o no el líquido, y entre los que no han sido vacunados, que dudarán en ir o no ir, bajo el temor de recibir solo un pinchazo, a cambio de correr el riesgo de acudir a un lugar con muchas personas que pueden ser portadoras del virus.

De estos dos bloques de entre servidores públicos y comunicadores, influencers, etcétera, se requiere de una falta de ética y de una sobrada mezquindad absolutas para actuar como lo hicieron porque anteponen sus intereses particulares a los de las personas de la tercera edad, en el mejor de los casos, incluidos los de sus propios familiares y amigos.

De los responsables de Comunicación Social de las áreas citadas, y de sus jefes, porque demostraron una actitud completamente burocrática e irresponsable, al dejar pasar, sin decir pío, los efectos ocasionados por esos videos, en un día que consideraron feriado y que por lo tanto debía descansar, cuando sus compañeros trabajan arduamente aplicando las vacunas salvadoras.

En otro de los escenarios de éstos, si no respondieron por incapacidad, por no saber qué hacer y se quedaron paralizados sin saber qué hacer ante un fenómeno de comunicación, el hecho debe llevarlos a una rendición de cuentas, porque la omisión (por ignorancia o incapacidad), no debiera eximirlos de responsabilidad.

Y finalmente se requiere de una falta absoluta de ética y de una sobrada mezquindad de las altas autoridades de Salud del país, léase, Jorge Alcocer Varela (el florero) y Hugo López Gatell, quienes recomiendan al presidente Andrés Manuel López Obrador decir desde el púlpito de las conferencias mañaneras, que los adultos mayores deben mantener la calma, que todos serán vacunados.

El punto es señores Alcocer Varela, Hugo López, Claudia Sheinbaum, que replican el mensaje sin hacer conciencia, la cantidad de muertos que habrá en esos intervalos, en los que no son vacunados muchos de esos adultos mayores, y que cuando les toque, ya formarán o forman parte de esas estadísticas letales del país, cada vez más cuantiosas y escandalosas, y que nada dicen a las conciencias de esos malos funcionarios, y tampoco al presidente de la República.

En Cortito: Nos cuentan que en el arranque de campañas electorales en Campeche, el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, recibió malas noticias, ya que en varias mediciones nacionales su candidato a la gubernatura, Christian Castro, paso del segundo lugar al tercero en las preferencias electorales, a pesar de ir en alianza con el PAN y PRD. La sorpresa es Eliseo Fernández de Movimiento Ciudadano que ocupa el segundo sitio y desde ahí busca alcanzar a la morenista Layda Sansores, quien le lleva 17 puntos de ventaja.

La otra noticia es ese estado, es que finalmente la semana pasada Morena eligió a su candidato a la presidencia municipal de Campeche, esto después de varias negociaciones y acuerdos con la cúpula morenista. El ex procurador de la entidad, Renato Sales Heredia será quien encabece tal competencia y nos dicen que su propuesta de crear una policía municipal y la de dotar con un mejor y eficiente sistema de drenaje para los habitantes de la capital campechana, son bien vistas por el electorado. Habrá que ver lo que proponen sus competidores. Lo interesante aquí es que Sales Heredia en años de estar en el servicio público, por primera vez competirá por un cargo de elección popular. Las campañas para alcaldes en Campeche inician el 14 de abril. 

Compartir