Raúl García Araujo

Se mueven los partidos políticos para obtener la candidatura para la gubernatura de Campeche en 2021. A pesar de que en enero arrancan las elecciones, el trabajo que viene haciendo el ex Comisionado Nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia, ha provocado que los diversos grupos políticos de la región, empiecen ya a manejar los nombres de sus posibles candidatos a gobernador del estado.

En los últimos meses el también ex zar antisecuestros ha dedicado su tiempo a recorrer, así como lo hizo el presidente Andrés Manuel López Obrador en su momento para ganar las elecciones de 2018, todos los municipios y pueblos de Campeche para escuchar de viva voz las demandas más urgentes de los ciudadanos de esa entidad del país.

En principio, los actores políticos del estado calificaron como menor el trabajo que viene haciendo Renato Sales Heredia, sin embargo, el pasado fin de semana se prendieron los focos de los dirigentes locales de Morena, así como del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de Acción Nacional (PAN) después de que el dirigente nacional del Partido del Trabajo (PT), Alberto Anaya visitará el estado.

El dirigente petista acudió el pasado viernes a Campeche sólo para nombrar al ex Comisionado Nacional de Seguridad Pública como coordinador estatal de afiliación de ese instituto político y anunciar que será su candidato a gobernador por ese estado. La semana previa el dirigente nacional se había entrevistado con el Presidente de la República.

Anaya admitió que hay posibilidades de que el PT compita en las elecciones de 2021 en coalición, pero dejó en claro que en el caso de Campeche, su apuesta será Renato Sales Heredia.

Lo mismo señalaron hace unos días los dirigentes locales petistas, Ana María López Hernández y Antonio Gómez Saucedo, al señalar que están dispuestos a una coalición con Morena, siempre y cuando el proyecto de candidatura para la gubernatura de Campeche lo encabece el también ex subprocurador de Justicia en la Ciudad de México cuando Andrés Manuel López Obrador era jefe de gobierno.

El ruido que ha despertado Sales Heredia, ya obligó a que varios panistas manifestaran su aspiración a la candidatura a la gubernatura del Estado. Uno de ellos, el ex alcalde de Campeche, Carlos Ernesto Rosado Ruelas, quién solicitó oficialmente a la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional ser considerado en la candidatura a gobernador de Campeche.

También hizo pública su aspiración en redes sociales el reelecto alcalde de Candelaria, Salvador Farías González.

Por el PRI se manejan los nombres de Christian Castro Bello, secretario de Desarrollo Social y Humano del gobierno estatal, y excandidato a senador; Jorge Alberto Chanona Echeverría y Óscar Román Rosas González, alcalde de Carmen.

Mientras tanto, por Morena la principal abanderada es la todavía alcalde de Álvaro Obregón en la Ciudad de México, Layda Sansores, quien por cuarta ocasión buscará la gubernatura y habrá que sumar a la ahora morenista senadora Rocío Abreu Artiñano, quien llegó al senado impulsada por el priísta Alejandro Moreno Cárdenas.

En los pasillos de Palacio Nacional se analiza a detalle el manejo político de Campeche, debido a que el estado representa uno de los más importantes a ganar en las próximas elecciones de 2021, debido a que se construirá en esa entidad el Tren Maya, uno de los principales proyectos de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, que para su edificación no está dispuesto a negociar con gobernadores de oposición, sino con uno que emane de su partido o en alianza con el PT.

La batalla campal que traen los cuadros de Morena para elegir a su nuevo dirigente nacional, deja a Layda Sansores a la deriva de construir una candidatura fuerte ya que el proceso electoral en Campeche ya arrancó. Se sabe de buena fuente que el presidente Andrés Manuel López Obrador conoce bien a Renato Sales Heredia, a quien incluso, estima.

En Cortito: Nos escribió el general Luis Rodríguez Bucio comandante general de la Guardia Nacional. Informó que ya inició una investigación sobre los elementos que montaban retenes en la caseta de cobro Tepexpan, en el Estado de México, para extorsionar a empresarios que cada semana acuden a la Plaza del Vestido en Tulancingo, Hidalgo. El comandante General de la Guardia Nacional advirtió que castigará a los malos elementos y que siempre estarán atentos de las denuncias ciudadanas. También nos contactaron empresarios quienes nos dijeron que curiosamente ya no hubo retén la semana pasada de la Guardia Nacional donde eran revisados como si fueran delincuentes, cuando lo único que hacen es trabajar.

Compartir