Compartir

Tomás de la Rosa

Con la cuarta mayor caída de la economía en la historia mexicana, en el tercer trimestre del año las empresas mantuvieron su preferencia por los créditos a tasa cero o sin costo proporcionados por sus propios proveedores. Con una preferencia de 77 de cada 100 empresas, los proveedores se ubicaron en el segundo mayor nivel desde 2014. En contraste, la preferencia por los créditos bancarios registró su nivel más bajo en una década.

Datos preliminares muestran que el PIB de México se desplomó 8.6%, la cuarta mayor caída en la historia. En ese escenario, de cada 100 empresas 85 utilizaron financiamiento y de ellas, 77 de cada 100 recurrieron al crédito que otorgan sus proveedores. Esa preferencia es el segundo nivel más alto desde 2014 (para un tercer trimestre), cuando 81 de cada 100 compañías recurrieron a esos préstamos con tasa de interés cero.

›Los datos de la Encuesta Trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio, difundida hoy por el Banco de México (Banxico), muestran que en el tercer trimestre el 31.4% de las empresas que utilizaron financiamiento de 41 de los 50 bancos que participan en el crédito empresarial. Ese porcentaje es el más bajo en una década, para ser un tercer trimestre.

A septiembre, el saldo de la cartera crediticia de los bancos fue de 2.76 billones de pesos (136 mil 788 millones de dólares). De ese monto, cinco bancos concentraron el 55% de la cartera: BBVA concentró el 19.7%, Santander el 13.2%, Citibanamex el 11.0% y Banorte el 10.9 por ciento.

El índice de morosidad fue de 1.61%, sin embargo sobresalen los casos de Finterra, Consubanco y el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) con índices de cartera vencida de 21.2%, 12.1% y 8.9%, respectivamente.

En el tercer trimestre, el 19.0% mencionó que utilizó un nuevo crédito bancario. Sobresale que el 76.0% de las empresas lo utilizó para las actividades diarias, es decir, para capital de trabajo. El segundo mayor uso fue para refinanciar deudas y sólo el 10.3% lo utilizó en bienes de capital o inversión.

El 81% de las empresas que no usaron nuevos créditos fue por la situación económica (61.5%), las tasas de interés (48.7%) y el monto exigido como colateral (46.1%), entre otros.

Compartir