Compartir

María Idalia Gómez

La Heroína es de mayor calidad y más pura en Estados Unidos, en un mercado que ya dominan las organizaciones criminales mexicanas, las cuales desde 2018, con una tendencia a la alza, han incursionado en adherirle fentanilo para hacerla más atractiva.

“Datos de HSP indican que la heroína de origen mexicano, están ampliamente disponibles y dominan los mercados de los Estados Unidos”, con mayor predominio en 22 estados del territorio, señala el documento. El denominado Programa de Firmas de Heroína (HSP) de la agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) plantea en un documento recientemente desclasificado en el que analizó cientos de muestras de droga para identificar el área geográfica de donde se fabrica y su evolución en el contenido, reveló que 9 de cada 10 de esas muestras tuvo su origen en México. Perdieron terreno la heroína de América del Sur, que representa menos del 2% y el suroeste de Asia, que de las muestras fue menos del 1 por ciento. En 2017 esta droga de origen mexicano se reportó en 93% de los análisis y un año después subió dos puntos (95%).

La calidad también mejoró, de acuerdo a los estudios, ahora registra una pureza promedio del 83 por ciento. En casi una tercera parte de las muestras, y sigue creciendo lentamente, se reportó la presencia de fentanilo o compuestos relacionados en por lo menos el 20% del territorio estadounidense, en los estados de California, Nueva York, Florida, Carolina del Norte, Illinois, Ohio, Massachusetts, Pennsylvania, New Jersey, Vermont y Nuevo Mexico.

El informe señala que si bien el cultivo de adormidera en México bajó 5% de 44.100 hectáreas en 2017 a 41,800 hectáreas en 2018, la producción de heroína pura también disminuyó 4 por ciento. Pese a ello, los grupos criminales mexicanos tienen una “extensa infraestructura” en los dos países y controlan el tráfico “desde la fabricación en México hasta al menos el nivel medio al por mayor en los Estados Unidos”.

Por otra parte, el reciente informe de Drogas publicado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT, por sus siglas en inglés) revela que organizaciones mexicanas tienen “un desarrollo importante” en la participación directa en los Países Bajos –donde se identifica que se han movido laboratorios ilegales–, en la producción de metanfetaminas que contienen el precursor químico BMK.ç

CONSULTA NUESTRO REPORTE ESPECIAL |

Compartir