Compartir

Jonathan Nácar

Una vez que el extitular de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, aceptó ser extraditado a México, el juicio que enfrentará en nuestro país implicará que la Fiscalía General de la República (FGR) tendrá la posibilidad de juzgarlo sólo por los delitos que actualmente se le imputan.

Así, el funcionario durante el gobierno de Enrique Peña Nieto enfrentaría las acusaciones por operaciones con recursos procedencia ilícita (lavado de dinero), asociación delictuosa y cohecho, que fueron los que integró la FGR en la solicitud de extradición de Lozoya Austin, y que el gobierno mexicano formalizó en marzo de este año.

Al revelar el “consentimiento expreso” de Emilio Lozoya en aceptar su extradición, y con ello, aceptar colaborar con la Fiscalía mexicana para esclarecer los posibles casos de corrupción que se le imputan al exfuncionario (Odebrecht y Agro Nitrogenados), el fiscal Alejandro Gertz Manero aseguró que “se iniciarán de inmediato las diligencias procedentes para esclarecer las responsabilidades de todos los involucrados y sus beneficiarios, de los delitos ya señalados, incluyendo personas de relevancia o grupos políticos que hayan participado, o se hayan beneficiado de estos despojos a la nación mexicana”.

En un mensaje a medios, el titular de la FGR refirió que derivado de la denuncia, que durante 2019 Petróleos Mexicanos hizo ante la dependencia a su cargo, por delitos por operaciones con recursos de procedencia ilícita, en el caso de la empresa Agro Nitrogenados; y la reformulación de la investigación que en 2017 había hecho la entonces PGR sobre los delitos patrimoniales en el caso de la empresa Odebrecht, fue posible que la Fiscalía obtuviera las órdenes de aprehensión en contra de Lozoya.

El 12 de febrero pasado, Gertz Manero confirmó la detención del exdirector de Pemex, realizada por la Policía Nacional en Málaga, España, luego de casi un año de mantenerse prófugo.

Con la confirmación que esta mañana hizo el fiscal general sobre el allanamiento del exfuncionario a su extradición, el abogado Javier Coello Trejo, anunció que desde hace un mes dejó de llevar la defensa de Lozoya.

“Por así convenir a nuestros intereses y de común acuerdo con Emilio Ricardo Lozoya Austin y su familia, (se decidió) no continuar con la defensa penal en México”, apuntó el despacho en un comunicado. 

Compartir