Fotos: Especial

Compartir

Jonathan Nácar

En una investigación conjunta entre la Fiscalía General de la República (FGR) y la Administración para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés) fueron asegurados dos domicilios en Nuevo León que eran utilizados como laboratorio clandestino para la elaboración de fentanilo, la droga considerada 50 veces más potente que la heroína.

A través de un comunicado, la Fiscalía informó que el aseguramiento de dos inmuebles y la detención de una persona se derivaron de la indagatoria conjunta con autoridades estadounidenses sobre uno de los laboratorios en ese estado con alta capacidad de producción del mortal narcótico, convirtiéndolo en uno de los “aseguramientos más importantes e históricos realizados en nuestro país”.

Oficialmente en nuestro país al menos desde 2013 se cuentan con antecedentes del aseguramiento de fentanilo en México, el letal analgésico que en 2017 generó una “emergencia nacional de salud pública” en Estados Unidos por las más de 30 mil muertes por sobredosis que causó en un año.

Sobre el aseguramiento del laboratorio, la dependencia, la acción de derivó al cumplimentar una orden de cateo, obtenida del Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en Nuevo León, para revisar dos domicilios ubicados en la colonia Parque Industrial Ciudad Mitras y Pedregal La Silla en el municipio de García.

En uno de los inmuebles los agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) y peritos especializados de la FGR hallaron un área de laboratorio con instrumentos, maquinaria, sustancias químicas, una barra, cuadernos con anotaciones en la materia y un refrigerador, así como otros espacios donde se ubicaban tambos, cajas, frascos y anaqueles.

Durante la diligencia fue detenido Guadalupe “A”, químico y dueño de la empresa Ampex Chemicals, quien quedó a disposición de un Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio en ese estado por su probable responsabilidad en la comisión del delito de contra la salud, en la modalidad de producción de los precursores químicos del fentanilo.

Según la descripción pública que hay en internet de Ampex Chemicals, se trata de un compañía con más de 10 años de existencia, fundada en Monterrey, Nuevo León, enfocada a generar alternativas de reciclaje y procesamiento de catalizadores automotrices y de la industria petroquímica, así como de lodos y desperdicios metálicos.

“Somos una empresa comprometida con el medio ambiente, que nos dedicamos a disminuir los materiales obsoletos de nuestros clientes proponiéndoles la mejor opción de comercialización y/o reciclo”, indica la descripción de la empresa supuestamente especializada en la realización de proyectos ambientales.

Compartir