Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

El Banco de México (Banxico) y las Naciones Unidas emitieron el reporte ‘Riesgos y Oportunidades climáticas y ambientales del sistema financiero de México. Del diagnostico a la acción’, en el cual advierten sobre la necesidad de preparar a las instituciones financieras ante el impacto que sufrirán sus políticas de administración por riesgos ambientales y sociales.

En este documento, señala Banxico, propone que se establezca un mapa de ruta para el consejo de administración, en el cual se integrarán riesgos y oportunidades ambientales y sociales dentro de las estrategias de negocios.

Según el reporte, en México cinco de cada 10 instituciones financieras consideran que los riesgos ambientales pueden tener un impacto en sus finanzas, esto pese a que este rubro significó una pérdida equivalente al 4.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018.

Asimismo, se explica la importancia de que las instituciones comprendan y administren la información ambiental y social de relevancia, pues esto les ayudará a aplicar políticas que permitan afrontar los riesgos.

Y es que según el documento, realizado mediante encuestas realizadas a funcionarios de 60 instituciones financieras, señala que solo el 14 por ciento de ellos considera que esta detección de riesgo les ayudará a mejorar sus negocios.

Añade que aquellas financieras que tengan en cuenta los riesgos climáticos, podrán garantizar la sostenibilidad de sus carteras a largo plazo. Sin embargo, también identifica tres obstáculos por los cuales no se aplican estrategias frente a la administración de riesgos.

En ese sentido, indican que el primero de ellos es la falta de competencias en el rubro dentro de los consejos de administración; se suma la falta de participación desde la alta dirección de las instituciones y el hecho de que no hay incentivos que permitan gestionar los riesgos.

Ante ello, recomiendan adquirir mayores compromisos desde las juntas directivas y la incorporación de formas de administración para riesgos ambientales y sociales, políticas de gestión, planes de negocio y presupuestos anuales que contemplen dichos obstáculos. CJG

Compartir