Compartir

Nantzin Saldaña

PedreroLa elección de diputado federal por el Distrito 2 en Chiapas, en la que ganó Humberto Pedrero Moreno, exsecretario de Hacienda estatal, fue anulada este miércoles por la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), al constatar que no es indígena.

La fórmula integrada por Humberto Pedrero Moreno y Alfredo Antonio Gordillo Moreno, postulados por la coalición Todos por México fingieron ser ciudadanos indígenas del municipio de Bochil, cabecera del distrito por el que contendieron en la pasada elección del 1 de julio.

Y se ordenó al consejo general del INE que emita la convocatoria para realizar una elección extraordinaria.

En un comunicado y a través de sus redes sociales, la Sala Regional informó que los candidatos postulados por la coalición que integran los partidos PRI, PVEM y Nueva Alianza no acreditaron el requisito de  “autoadscripción indígena”.

No acreditaron su autoadscripción calificada como ciudadanos indígenas en dicha demarcación (Bochil)”, señala el comunicado de la sesión pública.

Por ello, la Sala Xalapa ordenó enterar a la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), para que una vez declarada la nulidad, se investigue si los hechos que motivaron la impugnación pueden configurar un delito.

Al resolver el juicio de inconformidad 22 y su acumulado 23, promovidos por la coalición Juntos Haremos Historia, que conforman Morena, PT y PES y las verdaderas autoridades de Monte Grande, el Pleno encontró que el registro de la fórmula encabezada por Pedrero fue indebido.

Pretendieron justificar su autoadscripción indígena con documentos expedidos por Alejandro Escobar Núñez, supuesto Comisariado del Ejido Monte Grande, en el municipio de Bochil. Sin embargo, se afirmó que dicho ciudadano no ostentaba el referido cargo, ya que el Comisariado Ejidal lo encabezaba Mariano Jiménez Girón”, agrega el boletín.

Asimismo, señala, «quedó desvirtuado que los candidatos cuestionados fungían como secretarios, propietario y suplente, respectivamente, del ejido en cuestión, pues conforme a las respectivas actas de asamblea, tales cargos recayeron en personas distintas, acreditas por el Registro Agrario Nacional».

En diciembre pasado, el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó que en 13 distritos del país, de lo que cinco son comunidades de Chiapas, los candidatos a diputaciones federales debían ser indígenas debido a que la mayor parte de la población también lo es.

Tras conocerse la impugnación del triunfo ante el Tribunal, el consejero electoral Héctor Alejandro Guillén Bautista, solicitó en el INE se realice una investigación ante las autoridades correspondientes.

Unos falsificaron, otros prácticamente consiguieron una constancia para que el comisariado, ustedes muy bien saben cómo es esto y con eso asumen su calidad de indígenas, es muy grave porque no sólo simulan, no sólo usurpan, sino están ocupando un espacio que no es legítimo”, dijo el funcionario electoral.

Los consejeros del INE en Chiapas coincidieron en establecer candados para que estas prácticas no se repitan.

En tanto, la Gubernatura Indígena Nacional (GIN) manifestó su indignación y reclamo al INE por ser «hermético» ante las demandas de los indígenas para poder contar con representantes en el Congreso de la Unión, al restringirlos a que sean postulados por un partido político.

Señalaron que en el pasado proceso, en las boletas electorales no apareció el nombre de un candidato indígena sino solamente el de los partidos políticos. EC

Compartir