Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

En 10 meses de gestión de Enrique Alfaro en Jalisco, mil 951 personas no han regresado a sus casas. Esa es la cifra que la administración estatal reconoce como los desaparecidos de Alfaro.

Así el número de personas que se encuentran no localizables, desde que se tiene registro, es decir desde 1965, llegó hasta 8 mil 173.

Sentado entre las pancartas con rostros, las fichas de búsqueda y con los familiares de desaparecidos, Enrique alfaro presentó la segunda etapa de la Estrategia Integral para la Atención a la Problemática de la Desaparición de Personas en el Estado.

«A partir de esto tenemos que decir que hay 4 mil 104 denuncias por desapariciones presentadas que establecen un promedio mensual de 410 denuncias y de estas mil 951 son pendientes de localizar y 2 mil 153 son ya personas localizadas», detalló el gobernador panista.

Alfaro destacó que bajo su administración el presupuesto para la agenda de búsqueda de personas ha incrementado en un 55%, además del incremento de plazas para personal de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas.

Familiares de víctimas de desaparición le hicieron saber al gobernador que las autoridades criminalizan o minimizan la denuncia.

“Los ministerios públicos continúan dejando sobre las familias la responsabilidad de buscar cuando las mandan a hacer búsqueda a hospitales, por poner un ejemplo”, dijo Esperanza Chávez, miembro del Colectivo Por Amor a Ellos.

Chávez también apuntó que el coordinador del gabinete de Seguridad del gobierno local, Macedonio Tamez Guajardo, ha hecho declaraciones sobre las personas encontradas en fosas, apuntando que la mayoría contaba con antecedentes penales, lo cual es un acto de criminialización. NR

Compartir