Compartir

Manuel Lino / 
LOS INTANGIBLES

Casi desde el inicio de la pandemia se ha tratado de explicar por qué la Covid-19 tiene más víctimas mortales entre hombres que entre mujeres, pero a falta de evidencia clínica, parecería que esa diferencia no tiene una base biológica sino, quizá, conductual.

Por ejemplo, un estudio con datos de 28 países publicado en la revista de la Asociación Médica Canadiense (CMAJ), encontró que los hombres de 50 años o más tenían un riesgo 60% mayor de muerte que las mujeres, y explica esta diferencia porque los primeros tienen tasas más elevadas de tabaquismo y enfermedades cardíacas. 

Como hubo notables diferencias entre los distintos países (curiosamente, Japón fue el que más diferencias presenta entre los sexos y México el que menos), Yu-Tzu Wu, del King’s College London, comentó que “las diferentes tradiciones culturales, contextos históricos y el desarrollo económico y social pueden influir en las experiencias de género en diferentes países y, por lo tanto, afectar de manera variable el estado de salud de hombres y mujeres”.

Sin embargo, hoy se publican dos estudios que detectaron diferencias biológicas. 

Por un lado, un análisis de tres mil 530 pacientes con Covid-19 mostró que para los hombres tanto la obesidad moderada (índice de masa corporal de 35 a 39) como la grave (IMC de 40 y superior) se asociaron con un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad de manera grave, necesitar intubación y morir; pero para las mujeres solo la obesidad grave eleva el nivel de riesgo. La razón de que esto suceda aún no se conoce.

Más clara es una investigación derivada de observar que hay una proporción mayor de varones con alopecia androgenética (una forma común de pérdida del cabello) en los hospitales a causa de la Covid.

Esta forma de alopecia depende de un gen, llamado AR, cuyas variantes afectan la sensibilidad del cuerpo a las hormonas masculinas como la testosterona. Los investigadores comprobaron que una enzima implicada en la infección por el SARS-CoV-2 también puede verse afectada por variaciones en el gen AR. 

Condiciones en común. Hombres de 50 años o más tienen un riesgo 60% mayor de muerte que las mujeres, por las tasas más elevadas de tabaquismo y enfermedades cardíacas.

Compartir