Simón Vargas

«Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo». Jacques Y. Cousteau

Ayer se conmemoró el día internacional de los océanos, fecha que se instituyo para hacer consciencia sobre la importancia de éstos en el desarrollo de la vida en nuestro planeta; desafortunadamente, pese al reconocimiento de su valía, hoy más que nunca es necesario trabajar en su preservación y limpieza.

Los océanos cubren más del 70% del planeta, absorben alrededor del 30% del dióxido de carbono producido por los humanos, amortiguan los impactos del calentamiento global e incluso contrario a lo que comúnmente se piensa son los que producen al menos el 50% del oxígeno; sin embargo, aun con todos los beneficios, de acuerdo a datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)en la última década la contaminación no ha disminuido y por contrario se ha multiplicado.

Pero además de la contaminación, otros problemas aquejan a los océanos como el calentamiento global, el cambio climático y la sobrepesca, dichos fenómenos causan grandes consecuencias, ya que en datos de la ONU se calcula que el 90% de las grandes especies marítimas de peces ha mermado y el 50% de los arrecifes de coral ha sido destruido, es decir, nos encontramos obteniendo más de lo que los océanos puede reponer.

Por otro lado, aunado a la alarmante pérdida de biodiversidad marina, derivado de estos fenómenos se ha producido una desoxigenación de zonas oceánicas; la investigación: La desoxigenación de los océanos: un problema de todos. Causas, impactos, consecuencias y solucionespublicada por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climáticomenciona que desde el 2006 los científicos enlistaron casi 200 zonas muertas en todo el mundo. En ese momento, se trataba de un descubrimiento valioso y grave. Nueve años más tarde, los expertos identificaron al menos 530 sitios considerados zonas muertas, más otros 228 sitios en todo el mundo que muestran signos de eutrofización marina; es decir con el paso de los años no sólo aumenta la cantidad de espacios con hipoxia, sino también la extensión y persistencia de estas áreas.

Todos recordamos imágenes impactantes con playas llenas de peces o especies marinas muertas, pues bien, los expertos aseguran que el deceso masivo de animales marinos se atribuye a la desoxigenación, lamentablemente este fenómeno se ha presentado con más frecuencia en los últimos años, tan solo en febrero pasado se presentó el séptimo evento  en Chile donde se encontraron alrededor de 11 toneladas de especies pequeñas en el litoral de la región del Biobío.

Es lamentable, pero además de la pérdida de oxígeno en los océanos también la contaminación de plásticos ha provocado serios problemas, la organización sin fines de lucro Greenpeace menciona que solo el 9% de todo el plástico que hemos producido y consumido hasta la actualidad a nivel mundial se ha reciclado, el 12% se ha incinerado, y la gran mayoría, el 79%, ha terminado en vertederos o en el medio ambiente, es decir, alrededor de ocho millones de toneladas de plástico al año llegan a los océano; por su parte la Corporation Center of Excellence in Marine Sciences afirma que específicamente la contaminación por micro y macro plásticos, está acabando con la vida de un millón de aves marinas y de 100 mil mamíferos marinos al año.

Sorprendentemente, los plásticos visibles solo un 15% de lo que hay en el mar, y la cuestión se ha tornado casi insostenible, incluso en 2009 se identificó la gran mancha de basura del pacífico, ubicada en uno de los grandes giros oceánicos y hasta 2018 se sabía que estaba constituida por alrededor de 79,000 toneladas de plásticos flotando en su superficie, cubriendo un área de 1.6 millones de km², es decir, una superficie similar a tres veces el tamaño de España; y lo peor es que esta es solo una de cinco grandes islas de basura identificadas hasta el momento.

Los esfuerzos y la preocupación se han aunado a la tecnología y hasta el momento hay varios inventos que se han pensado para limpiar el océano de plásticos, desde una gran red marina hasta WasteShark un dron que come residuos, y es que si no actuamos ahora para 2050 el peso de los plásticos en el océano será mayor que el de todos los peces.

Es asombroso como a pesar de lo importante que resultan los océanos para la vida terrestre aún no somos del todo conscientes del daño que hacemos, es por ello que hoy urge que las empresas, la sociedad y los gobiernos se unan para no solo limpiar las aguas de nuestro planeta sino además detener el cambio climático. Es el momento de actuar con responsabilidad.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir