Compartir

Redacción ejecentral

Patricia Mora, secretaria de Salud de Morelos, confirmó la muerte de nueve recién nacidos en el Hospital General Dr. José G. Parres de Cuernavaca; de los cuáles cuatro fallecieron a causa de una bacteria y cinco por patologías graves.

Aseguró que ya se inició una investigación para el caso de cada bebé.

“Investigamos, pondremos en marcha las acciones necesarias y actuaremos conforme a normatividad y principios éticos, no somos un gobierno omiso y llegaremos hasta las últimas consecuencias”, señaló.

Los análisis presentados sobre los bebés fallecidos confirmaron la presencia de la bacteria Klebsiellaa pneumoniae en cuatro de los nueve bebés fallecidos.

Mora señaló que las causas de las defunciones son multifactoriales, por lo que la bacteria no representa por sí misma el motivo de las mismas.

Y que la muerte de los otros cinco bebés no se debió a la presencia de la bacteria, sino a situaciones propias de su enfermedad de base al nacer como cardiopatías o problemas metabólicos.

“Durante la sesión se revisaron a fondo los expedientes clínicos de cada neonato, desde las causas de ingreso a la UCEN, tratamiento médico y factores asociados a su fallecimiento, como el ser considerados pacientes críticamente enfermos, prematurez y tener patologías graves (hemorragia intracraneal, malformaciones congénitas, deficiencia respiratoria, insuficiente renal aguda y sepsis neonatal)”.

Compartir