Guillermo Sesma

El proceso electoral de 2021 en el que se eligieron 15 nuevos gobernadores dio como resultado el triunfo de muchas mujeres que desde septiembre pasado están tomando protesta como gobernadoras constitucionales de sus respectivos estados. 

El obligar a los partidos políticos a presentar candidatos bajo un esquema de paridad de género, abrió la puerta para una participación más equilibrada, de esta manera muchísimas mujeres que en otro tiempo hubieran sido automáticamente descartadas como candidatas, pudieron dar un paso al frente y representar a sus partidos y buscar el apoyo de la ciudadanía. 

Hay que reconocer que es una lástima que en nuestro país se tenga que recurrir a un sistema de cuotas para que mujeres, indígenas y personas con discapacidad puedan acceder a espacios de representación popular y gobierno, el escenario deseable es que esto sucediera de manera orgánica, pero ante la actitud discriminatoria de los partidos ha tenido que ser así.

Creo que lo más importante, independientemente del mecanismo por que el se llega, es que cada día más mujeres puedan escalar de manera meritoria para ocupar las más altas responsabilidades del gobierno. 

De las quince gubernaturas que se disputaron en junio pasado, seis de ellas quedaron en manos de mujeres, siendo Morena el partido que obtuvo la mayor cantidad de triunfos con mujeres como candidatas. 

›Baja California será gobernado por Marina del Pilar, un perfil fuerte y protagónico en las filas morenistas; Indira Vizcaíno será la joven gobernadora de Colima; la ya conocida Layda Sansores queda al frente del Gobierno de Campeche tras descalabrar al priismo campechano y al mismo sobrino de Alejandro Moreno, Líder Nacional del PRI. 

Posiblemente la que enfrente los mayores cuestionamientos sea Evelyn Salgado al obtener la gubernatura de Guerrero en un escenario coyuntural y controvertido dadas las acusaciones por abuso sexual hechas en contra de se padre Félix Salgado; el triunfo de Lorena Cuéllar en Tlaxcala cierra la suma morenista de gobernadoras al acumular cinco de ellas. 

La apuesta panista está en María Eugenia Campos en Chihuahua, ella es la única mujer de un partido de oposición que resulto ganadora en la elección y con ello se convierte en un referente político. 

Aún con las controversias, dimes y diretes tenemos mucho que celebrar con estos resultados, pero también es necesario reconocer que el esfuerzo por garantizar la paridad de género en la política mexicana tiene pendientes y una agenda por completar. 

En 2022 nuevamente habrá elecciones para gobernador, ahora en seis estados: Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, que estarán renovando el ejecutivo estatal y muy seguramente en varios de ellos habrá mujeres como protagonistas.

Desde este espacio deseo la mejor de las suertes a las nuevas gobernadoras, en este país necesitamos de manera urgente más mujeres al poder. 

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir