Compartir

Brenda Mireles

Esta mañana, durante su conferencia de prensa el presidente Andrés Manuel López Obrador mostró una preocupación inusual respecto a la pandemia de Covid-19 y pidió a los mexicanos mayor responsabilidad ante la cercanía de la temporada navideña.

Sin embargo, en lugar de emprender acciones para frenar la propagación del virus, el mandatario optó por dejar en manos de cada ciudadano la decisión de autocuidarse y quedarse en casa. “La autoridad somos todos”, dijo, en un afán por diluir la responsabilidad. 

El mandatario recordó que los gobiernos estatales son autoridad sanitaria y que los ciudadanos están obligados a obedecer las indicaciones en cada uno de sus territorios, con lo que dejó en claro que lo que suceda con la emergencia sanitaria en lo que resta del año será responsabilidad de las autoridades estatales y de los ciudadanos en lo individual. 

›En este sentido, y al ser la entidad con mayor número de casos de Covid-19, la Ciudad de México ha reforzado las medidas para frenar los contagios cada semana, poniendo cada vez más límites en establecimientos públicos y oficinas, acciones implementados por la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

Los invito a que en este mes de diciembre actuemos con responsabilidad para evitar contagios, (…) lo más eficaz es cuidarnos nosotros mismos, (…) como siempre lo he dicho, ‘prohibido prohibir’, creo más en la libertad”, fueron algunos de los argumentos del Presidente que vienen justo después de un alarmante aumento de contagios y hospitalizaciones de Covid en el país.

En todo momento, López Obrador dejó en claro que las medidas de distanciamiento, fiestas y reuniones siguen siendo voluntarias.

El presidente también aprovechó para reconocer “la solidaridad y responsabilidad del pueblo mexicano”, al afirmar que esta misma consciencia y educación de los mexicanos al respetar el confinamiento durante los inicios de la pandemia fue la que permitió que hubiera camas disponibles cuando se finalizó la reconversión hospitalaria.

En esta ocasión, López Obrador no dio a conocer ningún plan de acción a nivel nacional para atender a los enfermos cuyo número ha aumentado desde las últimas 24 horas ni para los que se esperan tras los festejos por la temporada navideña. 

Compartir