Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

Ya se supo. El líder de Morena, Mario Delgado, decidió prestarse a todo y aguantar todos los descolones en Palacio Nacional, porque piensa que ese es el camino hacia la candidatura para el gobierno de la Ciudad de México.

Dicen los que saben que, sin embargo, esa es una tirada de muy largo alcance. La forma como lo ven en Palacio es la de un zalamero con una predisposición a todo a cambio del favor presidencial.

Peero, ese no puede ser su principal problema sino, afirman los bien enterados, su papel en una parte de las cosas muy irregulares en contratos de mantenimiento de la Línea 12 del Metro.

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir