Compartir

Redacción ejecentral

El gobierno de México formalizó el jueves su petición a Italia para la extradición de Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas, quien fue detenido el pasado 9 de abril en Florencia.

El Departamento para los Asuntos Judiciales del Ministerio de Justicia italiano reveló que “también las autoridades de los Estados Unidos Mexicanos han presentado por vía diplomática la petición documentada para la extradición de Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba”.

La solicitud se realiza al Tribunal de Apelación de Florencia y a la Fiscalía General de la misma ciudad nueve días después de que el exfuncionario pidiera su propia extradición y antes de que se venza el plazo límite de 60 días, previsto entre ambas naciones.

El mes pasado, Estados Unidos presentó la documentación necesaria para extraditar al exmandatario tamaulipeco. La Corte para el Distrito Sur de Texas lo reclama con base en una orden de detención emitida el 23 de mayo de 2013, precisó la  autoridad judicial italiana.

En dicho documento, el exgobernador es imputado “por delitos de asociación para delinquir, tráfico de sustancias estupefacientes, lavado de dinero, fraude bancario y otros delitos cometidos entre 1999 y 2004”.

Hasta ahora se desconoce de manera oficial, que México le haya comunicado a Italia el presunto acuerdo con autoridades estadunidenses, a fin de que el priista sea juzgado primero en aquel país, tal como lo habían difundido las dos naciones a través de un comunicado de prensa el 19 de abril.

No tenemos ninguna constancia oficial de que México y Estados Unidos se hayan acordado en relación con el caso de Yarrington”, aseguraron fuentes judiciales cercanas al caso.

Para estos casos en donde hay concurrencia de dos Estados que reclaman a una misma persona, la ley italiana establece que uno de los criterios para decidir a quién entregarla es la fecha de recepción de solicitudes.

Por tanto, ahora el fiscal en jefe de Florencia, Marcello Viola, tendrá tres meses para presentar su argumentación sobre la extraditabilidad de Tomás Yarrington, cuya documentación se depositará ante el Tribunal de Apelaciones.

Con esta acción, el abogado Luca Mirafioti y su asistente, Laura Innocenti, tienen la oportunidad de acceder al fascículo en un plazo de 10 días, como lo señala el artículo 703 del Código de Procedimiento Penal de Italia. En el mismo periodo, la defensa podrán presentar también memorias defensivas.

Una vez que termine este plazo, el presidente del Tribunal de Apelación fijará la fecha de la audiencia sobre el destino de Yarrington, quien permanece en la prisión de Sollicciano en Florencia. No será pública y se prevé la presida el procurador general, y asistan además de Yarrington, su defensa y representantes de los dos países que lo reclaman.

En dado caso que la defensa no vea favorable la sentencia, podrán apelar ante el Tribunal de la Casación de Italia, corte de más alta jerarquía en Italia, excluyendo el Constitucional.

La decisión final sobre la extradición la tendrá el ministro de Justicia de Italia, Andrea Orlando.

Mientras tanto, continúan las investigaciones de las autoridades italianas con el objetivo de saber dónde y cómo consiguió los documentos de identificación falsos que poseía cuando lo arrestaron.

También indagan si tiene nexos con ‘Ndrangheta, una mafia afincada en la sureña región italiana de Calabria, donde residía Yarrington, y que mantiene negocios para el transporte de drogas vendidas por los cárteles mexicanos desde hace más de una década hacia territorio europeo. (Con información de Proceso). KT| EC

Compartir