Gabriela Sotomayor

“Se ve mal que el gobierno de Estados Unidos utilice el bloqueo para impedir el bienestar del pueblo de Cuba’’, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador durante el desfile de Independencia. En cambio, para otras miradas el discurso del canciller Marcelo Ebrard en la Asamblea General de la ONU no solamente se vio mal, sino que fue tramposo, insulso y vacuo. De pena ajena.

Ebrard se quejó ante la ONU de las diferencias brutales en el acceso a la vacuna de los países ricos en contraste con los de bajos ingresos, lo cual sin ninguna duda es reprobable, pero se vio chafa que el canciller no agradeció a Joe Biden por la donación de unos 7.5 millones de dosis, sin contar a miles de mexicanos que se han vacunado en Estados Unidos.

Presumió que México ha donado vacunas a “países hermanos” de América Latina, pero se vio miserable que el gobierno de AMLO se negó a vacunar a médicos del sector privado que tuvieron que ir a la corte para recibir la vacuna contra el Covid al igual que adolescentes con comorbilidades a los que las autoridades no escuchó.

El canciller afirmó que “el calentamiento global es el otro gran desafío de nuestro tiempo’’ y reiteró su apoyo al Acuerdo de París contra el cambio climático, sin embargo, se ha visto con muy malos ojos que la política energética de AMLO apuesta al crudo pesado y ha dado la espalda a las energías renovables para favorecer a la Comisión Federal de Electricidad.

“Hemos buscado reducir el sufrimiento humano y poner a las personas en el centro de las acciones del Consejo de Seguridad en situaciones como Afganistán, Myanmar, Siria, Tigray y Yemen’’, remarcó Ebrard ante el pleno, pero se vio gacho que no dijo nada de la crisis humanitaria en Venezuela que ha orillado al éxodo a 5 millones de venezolanos por la falta de alimentos y servicios básicos, además de la represión autoritaria que se vive en el país.

Ebrard repudió el comercio de armas y su tráfico hacia el país, cuestión que ha sido un flagelo para este y gobiernos anteriores, pero se ve pésimo que se queje cuando los homicidios dolosos van en aumento de manera escandalosa, al menos 101 mil en lo que va del sexenio, gracias a la estrategia de abrazar a los delincuentes.

Ebrard encomió a AMLO por el éxito de la reunión de la CELAC, pero se ve escabroso que Palacio Nacional no ha condenado la grave situación en Nicaragua en donde la democracia y las próximas elecciones penden de un hilo porque los Ortega Murillo han encarcelado a todos sus opositores.

Celebró el diálogo entre el gobierno de Venezuela y la oposición, pero se ve con vergüenza que la 4T ha tenido oídos sordos a las denuncias de la ONU, cuyos informes acusan a un poder judicial coludido con las autoridades para sofocar a la oposición y que se siguen cometiendo crímenes de lesa humanidad.

Urgió poner fin al embargo a Cuba , pero se ve grotesco que el gobierno de AMLO no repara en el hecho de que un estado no puede poner como excusa su situación económica para reprimir a su pueblo y cometer graves violaciones de derechos humanos.

“México reafirma su compromiso con los derechos humanos especialmente de los grupos en situación de vulnerabilidad’, agregó Ebrard, pero se ve tremendo que ocurren unos 10 feminicidios al día, aumenta la trata y siguen desapareciendo mujeres y niñas ante la ceguera de su gobierno.

Recordó su compromiso con tratados de la ONU sobre migrantes y refugiados, pero se vio un tanto ridículo al decirlo luego de que México se ha convertido en el muro de contención más eficaz y despiadado que ha tenido Washington.  

Al más puro estilo macuspano AMLO trata de posicionarse como una Ángela Merkel y quiere ser líder regional, pero se vio fatal que descartó ir en persona a Nueva York y medirse con otros mandatarios. Quizá prefiere que lo visiten y tener control de la situación.

México refrendó su compromiso “con los principios de la ONU” pero se ve muy peligroso que el país se hunde en una militarización arrasadora, en masacres, asesinatos de periodistas, atentados contra la libertad de expresión y se ve muy dudosa la persecución política contra científicos y el acoso a las universidades. Se ve muy mal México en la ONU.  

Síguenos en @EjeOpinion

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir