Compartir

Redacción ejecentral

Luego de que el presidente palestino, Mahmud Abas, amenazó con poner fin a la cooperación en materia de seguridad con Israel, que proyecta anexar los territorios en la ocupada Cisjordania, analistas advierten que la estrategia palestina parece confusa. En tanto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) pidió a Israel que desista de las nuevas anexiones en Cisjordania.

La noche del martes 19 de mayo, el presidente palestino, Mahmud Abas, anunció en una reunión con la dirección palestina en Ramala, la ruptura de “todas las relaciones” con Israel y Estados Unidos, tras darse a conocer en enero el plan de Washington para Oriente Medio, que propone la anexión del valle del Jordán y de las colonias judías de Cisjordania, territorio ocupado desde 1967 por Israel.

Para el presidente palestino este proyecto muestra que Israel no se siente obligado a respetar los acuerdos de paz de Oslo de 1993. Por tanto, los palestinos tampoco, afirmó en dicha reunión en la que enfatizó que, “a partir de hoy (miércoles) el gobierno deja de sentirse atado a “todos sus acuerdos y compromisos con los gobiernos estadounidense e israelí, y todas sus obligaciones relacionadas con dichos compromisos y acuerdos, incluidos los relativos a la seguridad”, afirmó.

Respecto al tema, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se pronunció y en conferencia de prensa desde Washington señaló que, “esperamos que los acuerdos sobre la seguridad se mantengan”. En tanto, Abas no dio detalles sobre su anuncio, el vicepresidente de su partido, Mahmud al-Alul, aseguró a que los detalles se concluirán próximamente.

Compartir