Compartir

Jonathan Nácar

La situación con los incendios forestales en el país para este 2021 se advierte como “muy difícil y prácticamente en todos (los estados) tenemos alto riesgo de un incendio”, así lo advirtió Laura Velázquez Alzúa, coordinadora nacional de Protección Civil, al señalar que hasta este domingo hay 43 incendios activos en 14 entidades lo cual representa una afectación total de alrededor de 10 mil hectáreas.

En entrevista con ejecentral, la funcionaria señaló que en lo que va del año se tiene el registro acumulado de 2 mil 099 incendios forestales que se han suscitado en 28 entidades —equivalente a más del 87% del territorio—, lo cual ha implicado afectaciones en poco más de 40 mil hectáreas, las cuales se concentra en los estados de México, ciudad de México, Michoacán, Puebla y Tlaxcala.

De acuerdo con las estimaciones de Christoph Neger, investigador del Instituto de Geografía de la UNAM, este año implica una alta probabilidad de que se registre una cifra importante de incendios forestales en México; al respecto, Velázquez Alzúa sostuvo que dicha previsión es viable y refirió: “es real, el cambio climático es real, pero también es real que hay mucho descuido. El 98% de los incendios son provocados por el hombre, entonces, la situación climática con el viento y el calor se fusiona en los incendios y sumando a esto el descuido humano es muy lamentable”.

Respecto al incendio que inició en Arteaga, Coahuila y se extendió a la localidad de Santiago en Nuevo León, la coordinadora nacional de PC señaló que a la fecha estos siniestros implican una afectación total calculada en 4 mil 200 hectáreas, que ha implicado la evacuación de 450 personas damnificadas en ambos municipios.

En Coahuila se lleva hasta ahora el 40% contenido, y el 15 por ciento de liquidación -es decir que ya está controlado-; en Nuevo León es el 70 por ciento de control y 40% de liquidación. En Coahuila resultaron tres viviendas y 20 cabañas de descanso con pérdida total; en Nuevo León hubo una mayor afectación a la población con 80 cabañas de descanso con pérdida total, 20 con pérdida parcial, una escuela rural, un centro de salud y 58 inmuebles más afectados”.

Bajo la consideración de que las labores para mitigar los siniestros por parte de los combatientes depende de las condiciones climatológicas, Laura Velázquez reconoció que no era posible determinar alguna fecha probable, e incluso recordó que el miércoles pasado se tuvo que suspender el combate debido a los fuertes vientos que ponían en riesgo al personal.

En el combate a los incendios de Arteaga y Santiago, informó la funcionaria, trabajan siete dependencias con un promedio de 550 elementos, 490 efectivos militares y 140 brigadistas de Comisión Nacional Forestal más el apoyo de 16 helicópteros y 30 vehículos. 

Compartir