Ana Saldaña

Viajar es un placer, aunque ahora con el Coronavirus también lo haremos con cautela. Sin embargo, estoy convencida que la mejor defensa que uno puede tener, es estar informado. Por lo mismo, contacté al Dr. Luis Espinosa Aguilar, especialista en Medicina Interna e Infectología del Centro Médico ABC para pedirle sus recomendaciones. Antes que nada, nos recomendó por el momento evitar viajar a China. Adicionalmente, nos recomendó tomar medidas estándar, como lo es lavarnos las manos con frecuencia y por supuesto si alguien está enfermo, evitar estar cerca de él.

1. En lo personal, a lo largo de los años, también he desarrollado toda una rutina cuando viajo. Hay 5 cosas importantes que siempre tomo en cuenta al subirme a un avión: Puede parecer extremo, pero en mi maleta siempre cargo con gel desinfectante para limpiar mis manos constantemente y toallas desinfectantes para limpiar los espacios del asiento en el avión, así como mi propio cojín y antifaz, un suéter extra y una pluma. Tanto en el aeropuerto como en avión, hay lugares que se han identificado cómo los más sucios: las bandejas de plástico que usamos para poner nuestras cosas en los filtros de seguridad para la revisión, ya dentro del avión los baños en los aviones, las mesas de comida, las bolsas con revistas (incluidas las revistas) y el filtro de aire por lo que siempre hay que aplicarnos gel después de usar los espacios o limpiarlos. También cuando los cojines y cobijas no están dentro de una bolsa sellada, lo más probable es que ya alguien los haya usado. Justo hace tiempo después de viajar tuve una infección de ojos espantosa que el Doctor me dijo seguramente obtuve de un cojín infectado. Adicionalmente el tener un suéter extra es ideal por si te da frio y así para evitar las cobijas. Y bueno, nada como tener tu propia pluma para no usar las plumas en los mostradores o en el avión el de la sobrecargo.

2. Si va a ser un viaje largo, busca los asientos que estén más lejos del baño y lo más adelante posible (existen estudios indican que el aire es de menor calidad en la parte trasera). Además recomiendo sentarte junto a la ventana, ya que los de los asientos en los pasillos son usados como soporte cuando estás esperando el baño o caminando por el avión, lo cual hace que estes más expuesto a los gérmenes de los otros pasajeros.Siempre compro un litro de agua en la tienda del aeropuerto, sobre todo para viajes más largos, para asegurarme de que estaré bien hidratada durante mi vuelo. Esto ayuda a proteger a tu organismo, sobre todo porque las cabinas del avión tienen un a baja humedad, lo cual puede en casos extremos causar deshidratación. Adicionalmente, en temporada de gripas refuerzo mi organismo con vitamina C independientemente de que vaya a viajar o no.

La noche antes de mi viaje trato de dormir bien, evitando el alcohol o las desveladas, lo cual hará que naturalmente cuente con mejores defensas. Y bueno, en la medida de lo posible, trato también de evitar viajar cuando estoy enferma.

3. Recomiendo mucho usar el filtro de aire en el avión, que es ideal para evitar enfermedades. El aire que sale del filtro es el que cuenta con la mejor calidad en el avión. Si lo sientes frio, oriéntalo hacia tus piernas, así podrás recibir sus beneficios. Y bueno, si estoy sentada junto a alguien enfermo, trato de cambiarme, pero si es imposible, también uso el aire para poner una cortina de aire entre la persona enferma y yo. 

4. Estoy convencida que, con buenos hábitos, reduces por mucho la probabilidad de enfermarte. Así que ya sabes, si quieres viajar, nunca está de más tomar tus precauciones. Los viajes son para disfrutarse, pero también mientras más te cuides, la pasarás mejor.

Espero te tengas un maravilloso día y recuerda, ¡hay que buscar el sabor de la vida!

Compartir