Víctor Sánchez Baños

Cuando gozamos de salud, fácilmente damos buenos consejos a los enfermos.

Tácito (55-115) Historiador romano.

México no es muy diferente a varios países de los llamados “emergentes”. El sistema político y económico de cada una de las naciones nos lleva a crear condiciones de miseria y oportunismo electoral. En esas naciones, lo que prevalece es la toma de decisiones timoratas, pero con un sentido totalmente alineado a “no quedar mal con la clientela” para los comicios; sobre todo, si estos están cercanos.

La miseria es el ingrediente que acentúa los cuatro jinetes del Apocalipsis. Generalmente llegan uno por uno. Los caballos del hambre y la muerte asoman a la humanidad, en un ambiente de enorme miseria, el desequilibrio social y el control de políticos incompetentes. Claro, hay muy, pero muy, contadas excepciones.

La miseria y el Covid-19, se convierten en un dueto que segará la vida de muchos seres humanos. La miseria de políticos que no actúan con la agilidad necesaria; la miseria de miles de millones de hombres y mujeres que habitamos el planeta, con poco alimento. Ese dueto, provocará en el corto plazo, un gran número de muertes y en el largo plazo, aún más. Esto derivado de la pandemia y las secuelas. La crisis económica que viene de la mano del hambre, pues.

Las medidas drásticas deberán ser, además de las que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador, un acuerdo nacional por México y la humanidad. Universitarios, empresarios grandes y pequeños, organizaciones no gubernamentales, embajadores, periodistas, partidos políticos, legisladores. Absolutamente todos los que puedan aportar algo por el bien del país en estos momentos tan aciagos y funestos.

En la guerra contra la pandemia del coronavirus, no permite la desunión, la diferencia de ideas políticas, el egoísmo. Necesitamos a los mejores hombres, los mejores científicos, los mejores médicos, los mejores seres humanos.

Exige la realidad de la guerra contra COVID-19, la unión de todos. Los empresarios, los que puedan, deben cambiar rubro de producción y fabricar armas contra la enfermedad. Estamos en una guerra. Debemos darle a nuestros soldados todas las armas necesarias, así como uniformes y artilugios que sirvan para defenderse del mortal enemigo. De producir paneles para automóviles, se pueden fabricar paneles para respiradores o para monitores de signos vitales para enfermos. De ropa, a batas y tapabocas. De condones a guantes. De azucareros alcohol. Sólo son algunas ideas. Estamos frente a un monstruo que golpeará a toda la humanidad y los mexicanos debemos también hacerle frente.

Y, que quede claro, es necesario el liderazgo sin tintes ideológicos, del Presidente de la República. No estamos para juzgar con el discurso de los neoliberales, conservadores, liberales, socialistas. El liderazgo del Presidente, en este caso, el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador, no está en duda, debe llamar a un pacto nacional por el bien de México y la humanidad.

Esta es la crisis que hará la diferencia entre la permanencia del partido del Presidente, MORENA, o que el pueblo eche a la calle por ineptitud. ¿De que lado de la historia quieren estar?

PODEROSOS CABALLEROS: La realidad del último parte de guerra del frente de guerra es el abandono a medianas y grandes empresas. No se trata de rescates, ni fobaproas, ni mucho menos de regalos. Se trata de darle la oportunidad, a través de la política fiscal, de mantenerse vivos y vivos los empleos que generan. Los políticos de la Cuarta Transformación no lo entienden. Nunca han creado un empleo, ni saben la angustia de pagar salarios cada quincena o semana. Tendrá el gobierno de AMLO, más de medio billón de pesos para apoyar sus programas sociales, pero de qué sirve regalarle dinero a una persona cuando sabe que se quedará sin empleo. El trabajo es una inversión a largo plazo; el dinero gratis dura mientras no se acabe la mina presupuestal. Puede durar 3 o 4 años, hasta las elecciones del 2024, pero el daño al bienestar de la sociedad sería mayúsculo. Los socialistas de plastilina, quieren vivir como Carlos Hank, aunque piensan como Carlos Marx. Medio billón de pesos no alcanzaría para cubrir sus programas sociales y entonces el enojo de la clientela electoral sería del mismo tamaño a la falta de promesas. Véanse en el espejo de Venezuela. *** El Quinto Informe de AMLO, fue muy optimista. No aumentarán combustibles y construirá 50 mil viviendas, 228 empleos directos; Para mayo, dará apoyos a pescadores y el dinero para los plateles irán a los padres. Sobre el coronavirus dijo que dentro de poco convocará para que en todas las plazas públicas se reúnan los mexicanos para abrazarse sin miedos. Antes de los abrazos, tenemos que resolver la economía. Con el estómago vacío es mal consejero político. Ah, y no se le olvidó de acabar con el neoliberalismo.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Ante la alta demanda de servicios médicos que vive la CDMX, el Centro Citibanamex sería transformado temporalmente en un hospital de hasta mil 200 camas para atender a enfermos de coronavirus, posibilidad que en este momento todavía se está gestionando con las autoridades correspondientes. El objetivo es sumar la infraestructura y especialidad logística de las empresas de Alejandro Soberón, CIE y OCESA, así como Codere, la experiencia y prestigio de instituciones como la UNAM y Fundación Carlos Slim para construir, implementar y operar una Unidad Hospitalaria Temporal, complementando de esta forma los esfuerzos del Gobierno de la Ciudad de México ante la crisis del Covid-19.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

mvsnoticias.com

poderydinero.mx

vsb@poderydinero.mx

@vsanchezbanos

Compartir