Compartir

Jonathan Nácar

A partir de este primero de abril, todas las corporaciones policiales del país iniciaron con el registro de personas detenidas por delitos del fuero común, como parte del avance para consolidar el Registro Nacional de Detenciones (RND), que en noviembre de 2019 echó a andar el gobierno federal a través del Centro Nacional de Información (CNI) y Plataforma México.

La incorporación al RND de aquellas personas señaladas de haber cometido del orden común, implica que por primera vez se contará con los datos de los infractores de la ley en cuanto a los delitos que más afectan a la sociedad, entre los cuales se incluye la incidencia de diferentes modalidades de robo como es a transeúntes, de vehículo, a casa habitación, a camión repartidor, a negocio; así como homicidios, lesiones, corrupción de menores, violación, secuestro, trata de personas, narcomenudeo, así como todos los contemplados en los Código Penales en cada entidad.

“Les tengo una buena noticia. Hoy, a partir del primer segundo de abril, todas las policías del país registrarán las personas detenidas por delitos de fuero común. El #RND representará una herramienta fundamental para proteger los derechos humanos de los mexicanos”, publicó a través de su cuenta de Twitter, David Pérez Esparza, titular del Centro Nacional de Información, adscrito al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Fue el pasado 23 de noviembre, cuando tras seis meses trabajo dedicados a la consolidación de una base de datos única y confiable, sin precedentes en México, el CNI en coordinación con la tecnología de Plataforma México puso en marcha el primer Registro Nacional de Detenciones (RND), cuyo retó, sostuvo entonces Pérez Esparza, se enfocó en afianzar dicho sistema como la primera política pública empeñada en conseguir la trazabilidad de todos y cada una de las personas que son detenidas en el país.

Luego de una semana de su entrada en vigor, el Registro Nacional de Detenciones, que en primera instancia se proyectó en recopilar la información de las detenciones por ilícitos del orden federal, sumó al corte del 29 de noviembre del año pasado, un registro de alrededor de 413 personas detenidas, 369 de las cuales se trató de detenciones en flagrancia, 44 por órdenes de aprehensión, así como la contabilidad de 3 mil 980 consultas públicas al respecto de dichas detenciones.

A lo largo del último cuatrimestre, diversas policías y fiscalías del país se sumaron a la capacitación para el manejo de la plataforma, diseñada para prevenir la violación de los derechos humanos de las personas detenidas, actos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes, o la desaparición forzada. La cual consta de un portal web disponible las 24 horas del día durante los 365 días del año, en el cual aproximadamente medio millón de policías y ministerios públicos de todo el país, incluyendo integrantes de la Guardia Nacional,  policías estatales y municipales, habilitados para registrar todas y cada una de las detenciones que se efectúen en el territorio.

Compartir