Ricardo Eguia

Un grupo exclusivo de funcionarios públicos y de empresarios privilegiados por la reforma petrolera privatizadora podrán vegetar por siempre…

Prometieron con la mal llamada reforma energética «un país nórdico»…

Se ofreció la sobreabundancia de petróleo, de gas y también precios más accesibles a la población en gasolinas, diesel, gas productos derivados de la refinación y tarifas eléctricas, así como plena autonomía energética y un «Pemex» fortalecido…

Todo un relato falso para la traza escandalosa y catastrófica de la privatización de todas las reservas petroleras, de gas, de los activos de «Pemex» y de toda la cadena de valor en materia energética.

La reforma petrolera pasó de «reforma estructural» mitómana a una arma de destrucción masiva al volver expansivas las privatizaciones y en una cadena de absurdos devastadores transferir los bienes públicos sobrevendiendo arteramente la ilusión mendaz de que llegaría la inversión productiva a raudales.

Ahora se le «montan» a Pemex no solo empresas privadas en aguas profundas que desde el calderonato fue llamado el «tesorito en el fondo del mar», sino también en aguas someras y con reservas probadas por 381 millones de toneladas métricas de petróleo en la Sonda de Campeche y que son propiedad de la nación pero que la Comisión Reguladora de Hidrocarburos las está licitando con adjudicaciones tortuosas con vigencia a 30 años yobligando a Pemex a compartir los riesgos pero en el colmo de la sevicia, del entreguismo a Pemex solo le corresponderá el 5% de la producción compartida y con solo el 3% del personal sindicalizado.

Lo anterior en medio de un anuncio de Exxon-Mobil de que en los próximos 10 años invertirá $20,000 millones de dólares, pero no en México ni en la extracción de petróleo, sino en la construcción de plantas de refinación y petroquímicas en la costa del Golfo de México de los EUA…

Ello mientras los tecno-anarco-neoliberales mexicanos siguen diciendo que la refinación no es negocio…de ahí el abandono criminal y deliberado de toda la infraestructura de Pemex, para entrarle al mega-negocio turbio de las importaciones masivas de gasolinas, diesel y gas a cuyos precios más bajos en el extranjero se les agregan los impuestos especiales altamente inflacionarios.

En 1999 México contaba con 68.2 millones de barriles de petróleo; al final del foxiato esas reservas «cayeron» a 45.4 millones de barriles, pero al inicio del 2015 el gobierno las ubicó en solo 37.4 mil millones de barriles y sin especificar qué empresa extranjera realiza tales mediciones, mientras que la SHCP no solo esquilmó a Pemex con el régimen fiscal de pillaje, sino que lo golpeó con recortes presupuestales alevosos para impedirle explorar y recuperar las reservas de petróleo y gas, abandonando el sistema nacional de refinación y le obligaron a endeudarse para el «gasto corriente inútil» del gobierno (violencia de la clase gobernante) preparándolo para su salvaje desahucio.

Pemex además de pagar a la SHCP el 96% de sus ingresos totales, más que todo el ISRrecaudado, contribuir desde un 40% a un 18% del presupuesto en el 2017, «administrado» por corruptas comaladas oceánicas, rodeado de buitres, zánganos y roedores aún tiene que pagarISR, IVA, IEPT, regalías, Bono de uso, predial y la aportación al Fondo petrolero, una pésima copia del «Fondo Noruego» que asegura allá beneficios a las futuras generaciones y aquí es otro perverso sancochado ¿administrado? por «Banxico» y que en Noruega es administrado por un órgano independiente orientado al desarrollo…Otra falsía en la letra chiquita de la reforma petrolera gandalla que tampoco exige priorizar la proveduría nacional por las petroleras extranjeras que vienen por el botín con sus equipos y personal por lo que tampoco se crearán más empresas ni nuevos empleos…

Con la reforma petrolera privatizadora las castas del populismo de la derecha asistencialista populachera le agregan a México otra debilidad estructural y es para efectos prácticos otro estéril entuerto de antología y para los grupos que con ella son los beneficiarios directos, fuente para vegetar eternamente…

En el 2002 México importó 592 millones de pies de gas natural; el pasado año 2016 se importaron un millón 933 mil millones de pies cúbicos diarios (4 veces más) se perdió el balance y los productores texanos de plácemes.

La clase política ¿casta doncella? asediada con requiebros insanos del vecino libidinoso ya importa más de 60% del total de las gasolinas que se consumen en México en el 2017, esto es, se importan gasolinas, diesel y petrolíferos con una balanza comercial negativa de $2,375 millones de dólares y creciendo con relación a la simple exportación ruinosa de solo el crudo que se chupa de los campos maduros sobreexplotados lo que acelera el paso de la ruina nacional al reducirse la multimencionada reforma a la simple entrega del petróleo sin importar a los privatizadores haber llevado al país al callejón de la dependencia energética absoluta.

¡Con la reforma petrolera privatizadora ni más petróleo, ni más gas, ni más gasolinas, ni un Pemex de «clase mundial», ni tampoco más crecimiento económico!

Resultó otra expresión ruda y estafadora del casino neoliberal obsceno que volvió a jugar contra el pueblo de México con los dados cargados y cartas marcadas…

Con la reforma petrolera privatizadora solo unos pocos infinitamente ricos sembrando escombros por sus intereses totalitarios nunca ahítos aumentando la pobreza, ladesigualdad, los abusos contra el medio ambiente, el despojo de tierras y que a juicio de la «IEA» (International Energy Agency y así como el estudio de «Energy Intelligence Group» pasará largo rato, un plazo largo más allá del 2030 para que México vuelva a subirse al tren de los países productores de petróleo como antes fue.

En el 2004 se perforaron 104 pozos, pero desde 2011 empezó la dramática caída y es a partir del 2014-2015-2016 que se perforaron 40, 31 y 24 pozos respectivamente en una acción concertada, para desmantelar Pemex a partir del 2013 año en el que se aprobó la amañada reforma petrolera con la cual desaparece Pemex en el concierto global después de haber sido la tercera productora mundial.

Estos otros datos duros no son invento de un profano, se basan en múltiples fuentes de información al alcance de quien sea que investigue un poco sobre la traición, el ultraje y el saqueo a la nación por vivales y pillos del corrosivo populismo de la derecha radical y rupturista.

La «CRE» con malabares artificiosos, erróneos y desafortunados liberaliza precios de las gasolinas de manera anticipada aunque haya un solo proveedor y ninguna petrolera extranjera ni nacional tenga ductos ni almacenes…son de «Pemex» y construidos con recursos públicos.

Las rondas licitatorias  de campos petroleros con dosis de suspenso teatrero son burdas asignaciones tramposas como es el notorio caso de «Sierra Oil» una empresa «mexicana» que cuenta con 25 empleados y con el apoyo «desinteresado» de Black Rock…

Todos los activos (campos petroleros) sustraídos, robados a Pemex están hoy inactivos por los recortes presupuestales y la meta prometida de estar produciendo a estas alturas 3 millones de barriles diarios es otra falacia calamitosa.

Otra farsa la del «nuevo amanecer» con más gasolineras que se reduce a revender franquicias, cambiar de nombre y de colores  las ya existentes y todo ello, insisto, sin tener las extranjeras ( Ej.Tesoro USA) un solo metro de ducto ni almacenes propios.

La reforma petrolera potenció la inflación con el gasolinazo de enero pasado y que se sostiene con la engañifa de hacer fluctuar artificialmente los precios por centavos y en riguroso sentido contrario al prometido con la reforma y a pesar de los más bajos precios en los EUA de donde sé traen sin un plan logístico alternativo.

Otra marca de la escalada en el saqueo es la «venta» truculenta de parte de las acciones del PMI en la refinería «Deer Park» en Texas y por lo cual en colosal e implacable criminalidad del neoliberalismo privatizador decimonónico, México pierde el 51% que le permitía el control accionario.

A reserva de ampliar con datos duros este análisis es dable cerrar el texto con una verdad incuestionable: La reforma petrolera es un infame regreso a la colonia propiciado por el radicalismo privatizador tecnocrático, oligopólico y vendedor de mentiras desmesuradas.

www.ejecentral.com

 email: eguia.associates@gmail.com

twiter:  @REguiaV

facebook: https://www.facebook.com/ricardo.eguiavalderrama?fref=

Compartir