Compartir

Redacción ejecentral

El dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar propuso un esquema para reactivar la economía mexicana denominado Acuerdo de Unidad y Solidaridad Nacional, que busca ayudar  mediante apoyos a las empresas en la exención de pago de impuestos y la devolución de los mismos, con el objetivo de evitar su cierre.

De acuerdo con Ramírez Cuéllar, estas medidas ayudarían a evitar la pérdida de la planta productiva e irían acompañadas de apoyos en efectiva a trabajadores no asalariados o que han sido despedidos; además, se suma el reimpulso de programas sociales destinados a entrega de ayuda a sectores vulnerables.

“La magnitud de los recursos financieros para enfrentar los estragos sociales y productivos que provocará la crisis, son inmensamente mayores que los montos establecidos en el gasto programados para 2020”.

Entre sus propuestas, se encuentra la suspensión de aportaciones obrero patronales por tres meses, condicionado en que no haya ningún despido en la empresa. Además, dijo, buscaría la devolución rápida del IVA a las empresas, con el fin de otorgarles liquidez.

Y es que, mencionó, este monto podría representar 553 mil 981 millones de pesos, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda. Sin embargo, se trata de un proceso que ya está contemplado y no implicaría una carga para el gobierno.

Una medida más, implica la agilización de pagos a proveedores del gobierno, a fin de que las compras públicas se intensifiquen. Esto propiciaría la participación de la iniciativa privada y no tendría repercusión porque, igualmente, es un proceso que solo se adelantaría.

Además, propuso agilizar la entrega de créditos de manera rápida y flexible, para que la banca de desarrollo pueda movilizar recursos y evite el desplome de empresas, condicionando que los trabajadores no sean despedidos.

Por último, insistió en la ejecución de medidas de austeridad en distintos ámbitos, como lo son los congresos estatales y partidos políticos, cuyo monto que podría recabarse es cercano a los 2 mil millones de pesos, los cuales serían destinados a programas sociales. CJG

Compartir