Alejandro Alemán

Completamente alejado de las actuaciones frías, los diálogos inertes y la emoción helada que proyectaban sus anteriores filmes, Yorgos Lanthimos demuestra con The Favourite (2018) una evolución en sus habilidades de autor. Ya no requiere de las tramas surreales y los personajes robóticos, pero mantiene el gusto por el absurdo, el humor y la provocación.

La intrusiva lente de Robbie Ryan nos hace testigos mudos del tejemaneje político y sexual en la corte de la reina Ana Estuardo (absolutamente fenomenal Olivia Coleman), la primera reina de Inglaterra. Es el fin del siglo de XVII y a pesar de que formalmente Ana es la reina, el poder de facto lo detenta su consejera, la manipuladora Sarah Churchill (el porte elegantísimo de Rachel Weisz), quien toma las decisiones ante la ausencia de una reina más preocupada por sus achaques, sus berrinches y el secreto romance que sostienen ambas. De la nada llega una tercera mujer en discordia, Abigail Masham (juguetona Emma Stone),  otra astuta y no menos manipuladora mujer que llega al reino como criada y termina convirtiéndose en la favorita de la reina.

Se trata de la película más accesible en la filmografía del griego Lanthimos, pero no por ello carece de sofisticación, al contrario, el tono de la cinta va del despliegue visual de un Barry Lyndon (Kubrick, 1975), pasando por las historias de arribistas y clase media alta de Woody Allen, con un sentido del humor desatado que pasa por el cine de Howard Hawks y coquetea con el descaro de los Monty Phyton.

El resultado es extrañamente hilarante y a la vez perturbador. Con ojo mordaz, Lanthimos muestra los juegos de poder en las más altas esferas: amores secretos, violaciones, seducción, carreras de patos (¿o eran gansos?), fiestas, banquetes, mientras que el pueblo raso pelea una guerra sin sentido contra Francia.

Película absolutamente femenina, los hombres son seres ridículos, más maquillados que ellas, que creen llevar las riendas de la política, cuando son ellas las que mandan. Así como Coleman, Weisz y Stone son las responsables no sólo de que esta sea una extraordinaria cinta, sino de todas las nominaciones al Oscar que la película ha conseguido. The Favourite es la mejor cinta de las nominadas después de Roma.

La gran broma es que por más inverosímil que parezca, mucho de lo que se ve a cuadro realmente sucedió. Lanthimos encuentra en estos juegos de seducción un terreno tan absurdo como el de sus cintas anteriores. Al final, el poder no conoce de géneros y termina corrompiendo a hombres y mujeres por igual.

twitter: @elsalonrojo

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir