FOTO: CUARTOSCURO.COM

Compartir

Julio Pérez de León

Sin visos de que en estos días puedan destrabarse las posiciones encontradas sobre las reformas constitucionales que le darían vida a la Guardia Nacional, el Senado ya se tiene fecha fatal, al menos, tentativamente para su eventual votación, en donde Morena carece de los votos necesarios para sacar el dictamen.

De hecho, el coordinador de Morena en la Cámara Alta, Ricardo Monreal, no tiene amarrados los votos de su propia bancada, y en las reuniones de trabajo de la Junta de Coordinación Política, los coordinadores de las fracciones parlamentarias no llegan a acuerdos.

Los aspectos más relevantes que tiene trabadas las negociaciones tienen que ver con el modelo que se pretende desarrollar:

Morena, va con el mando civil, restituir el artículo 4 transitorio, que el diputado morenista Pablo Gómez quitó para conseguir el apoyo de las fracciones del PRD y PRI en la diputación, determinar los plazos para el retiro de los efectivos del ejército y modificar el artículo 13 de la Constitución.

Por su parte, el PAN, se ha mostrado intransigente en cuanto a la no militarización del país, que el mando civil sea efectivo, se respeten a estados y municipios mediante la capacitación a policías de ambos niveles de gobierno.

En tanto, el Revolucionario Institucional coincide con el mando civil, el respeto al federalismo y el fortalecimiento a las policías estatales y municipales, pero, agrega pleno respeto a los derechos humanos.

Y en medio, se encuentra uno de los aspectos más polémicos: las leyes secundarias, tanto la orgánica de la Guardia Nacional como la relativa a la prisión oficiosa.

Se tiene previsto que para la sesión del próximo 21 de febrero se discuta en el pleno senatorial, por lo que, para la sesión del martes 19 se le de la primera lectura, pero, para que ello suceda, las fracciones de la oposición conformada por el PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano deben entregar a más tardar mañana sus contrapropuestas.

El procedimiento legislativo, asimismo, establece que este sábado y domingo se preparará el dictamen; lunes se votaría en comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda; para que el martes se suba al pleno en primera lectura y se solicitaría dispensar la segunda lectura para someterlo a discusión y votación el mismo martes, o bien, esperar hasta el jueves para aprobarlo.

A las reuniones de la Jucopo ha asistido el coordinador morenista en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, pues a esa colegisladora regresará la minuta aprobada en San Lázaro, que tendrá varias modificaciones.

En ese sentido, el líder de Morena en la Cámara Baja destacó que hay un buen ánimo en San Lázaro para recibir las posibles modificaciones que realicen los senadores y empezar a construir de nuevo el consenso para aprobar el nuevo cuerpo de seguridad a la brevedad posible.

“Y vamos a seguir insistiendo para que salga lo más pronto posible. En Guardia Nacional no se cansa el ganso hasta que lo logremos”, señaló parafraseando al presidente Andrés Manuel López Obrador.EM

Compartir