FOTO: CUARTOSCURO

Compartir

Redacción ejecentral

Cada vez queda más de manifiesto que algunas de las medidas para reducir los contagios de Covid-19 se mantendrán por un tiempo más entre nosotros o, en su defecto, se aplazarán más de lo previsto inicialmente. Un botón de muestra es la restricción de viajes de México a Estados Unidos, que inició el pasado 21 de marzo y está por extenderse.


El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrad Casaubón, se pronunció al respecto e indicó que al menos durante un mes más se suspenderán los viajes no esenciales hacia el país vecino del norte.


Para el funcionario si bien esto implica pérdidas económicas sobre todo en la zona fronteriza, aún no es el momento de reanudar los viajes turísticos y recreativos hacia Estados Unidos. Argumentó que los recientes rebrotes de Covid-19 en algunos de los estados sureños de ese país han orillado a las autoridades mexicanas a aplazar hasta el próximo 20 de septiembre esta restricción.


Además, puntualizó que también en algunos estados de México aún no se llega al punto máximo de la pandemia, por lo que, al considerar ambas situaciones, sería «ilógico» permitir el libre tránsito entre los dos países.

LEE TAMBIÉN: ‘Estoy aquí porque me llamo Rosario Robles’, carta desde Acatitla


El canciller externó que esa fecha se realizará una evaluación de la situación para determinar si se levanta la medida o continúa por un tiempo más. Ebrard Casaubón precisó que los viajes con finalidades médicas, militares y comerciales seguirán realizándose, tal y como se ha hecho en los últimos meses.


Para el 20 de septiembre se cumplirán seis meses desde que el presidente Donald Trump ordenó la suspensión de viajes hacia México, quien replicó suspendiendo los traslados no esenciales hacia el norte.


Ebrard Casaubón dio a conocer la noticia del aplazamiento de la restricción durante el evento en el que se presentó el ventilador creado por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y por la industria privada. Este aparato cuenta con tecnología mexicana aportada por los sectores público y privado del país, se empleará en el tratamiento de pacientes críticos con Covid-19. GA


ES DE INTERÉS:

Compartir