Foto: Cuartoscuro

Compartir

Redacción ejecentral

En el gobierno están muy molestos porque Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex, no está produciendo la documentación que prometió para iniciar juicios contra prominentes miembros del gabinete del expresidente Enrique Peña Nieto.

Don Emilio había ofrecido a dos colaboradores que, decía, habían recibido el dinero de Odebrecht, su secretario particular, Rodrigo Arteaga, y un exjefe de departamento, Francisco Olascoaga.

Peeeero, dicen los que saben, ninguno de los dos está dispuesto a declarar, y ya se negaron a un citatorio. ¡Hagan sus apuestas! ¿Se le cae el caso a la Fiscalía General? ¿Lozoya irá a la cárcel? 

Compartir