Foto Especial

Compartir

Ricardo Bernal

Diana Álvarez Maury, responsable de la Subsecretaría de la Secretaría de Gobernación (Segob), asegura que el Gobierno de México no se preocupa por las declaraciones públicas de oposición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) al proyecto del Tren Maya, pues “no representan tampoco a todas las comunidades”.

Entrevistada por la agencia Notimex, la responsable de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos de la Segob, destacó que existe un diálogo con todos los actores que se involucrarán con el proyecto ferroviario; sin embargo, dijo que no se ha dado un acercamiento con los zapatistas quienes han dicho que no permitirán la construcción del tren.

A principios de año, en el marco del 26 aniversario del levantamiento zapatista, el subcomandante Moisés  señaló que los proyectos del gobierno federal traen consigo destrucción de la naturaleza y de los pueblos originarios. «La bestia (capitalista) se zampa de un bocado pueblos enteros, montañas y valles, ríos y lagunas, hombres, mujeres», dijo.

“No hemos establecido diálogo, ellos no nos han buscado; sin embargo, el Gobierno tiene una actitud abierta, incluso, esperábamos que acudieran a las asambleas y pues no han acudido a las asambleas. A veces sorprende afirmaciones que se hacen para descalificar las asambleas cuando no han estado presentes, pero sí han estado presentes un número muy importante de estas comunidades dando el aval”.

“No nos preocupa, te voy a decir por qué, a mí me preocuparía yo creo que, al Gobierno de México, si hubiera una gran oposición de la población en la zona porque estaríamos yendo en contra de la voluntad popular y eso sería gravísimo, pero cuando nos damos cuenta, no sólo con las comunidades indígenas sino también con el ejercicio participativo que (…) la población está a favor (…) sin embargo no representan (el EZLN) tampoco a todas las comunidades, las comunidades también tienen derecho a auto representarse, a ser escuchadas y ser tomadas en cuenta”, refirió la funcionaria de Segob.

Para Álvarez Maury sería incorrecto que un grupo de indígenas se imponga a otros, por lo que consideró como necesario que todas las voces sean escuchadas, sea respetada la voluntad de la mayoría y se respeten los derechos de la minoría. Por ello, desde la administración federal se está cuidando que el proyecto del Tren Maya sea con un desarrollo sustentable, cuidando el medio ambiente y generando nuevas oportunidades a los habitantes por donde pasará.

Aseguró que hay un diálogo abierto y permanente con todos los que se acercan a conocer el proyecto e indicó que a mediados de diciembre se tuvo la información de las asambleas de las comunidades que expresaron sus dudas, las cuales se convirtieron en insumos para entender las necesidades que existen en la zona.

“Desde diciembre, ¿qué hemos hecho? recopilar, porque fueron 15 asambleas regionales en cinco estados. Hemos recopilado toda esa información, hacer una matriz de cuáles son las cosas que solicitan las comunidades. Todo enero tuvimos citas con cada una de las instituciones que tienen que ver con los temas planteados para ver que se atiendan”.

“A partir del 8 de febrero empezamos a regresar a cada una de estas 15 comunidades, que son asambleas regionales, para dar respuesta y establecer mesas de trabajo. La idea es generar un plan de desarrollo participativo democrático y empezar a integrar lo que las comunidades presentaron”, indicó. RB

ES DE NTERÉS

EZLN se moviliza en Ocosingo, Chiapas; inauguran 2 caracoles

AMLO desprecia a los indígenas y a ‘la madre tierra’: EZLN

Consulta por Tren Maya fue un ‘vulgar engaño’: EZLN

AMLO da bienvenida a nuevos municipios autónomos del EZLN

EZLN critica militarización de zonas de influencia en Chiapas


Compartir