Compartir

Juan Carlos Rodríguez

En la batalla contra la pandemia de Covid-19, a escala nacional, la curva de personas que recuperan la salud siempre ha estado por debajo de la de personas que contraen el nuevo coronavirus. Sin embargo, en los últimos dos meses, ante la desaceleración de la emergencia, siete estados han invertido la tendencia hasta lograr que el número de personas que vencieron a la enfermedad sea mayor al de aquellas que se contagian.

De acuerdo con datos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (Sinave), los primeros en lograrlo fueron Campeche y San Luis Potosí, que en la semana 31 (finales de julio) registraron más personas recuperadas que enfermas; sin embargo, el virus volvió a atacar y se elevaron los contagios. Finalmente, desde la semana 35 (finales de agosto), volvieron a hacer la hazaña y los que recuperan la salud son más que los que se infectan.

Los siguientes en ganarle la batalla a la curva de contagios fueron Coahuila, Colima y Tlaxcala, que desde la semana 35 (del 23 al 29 de agosto) consiguieron que la cantidad de habitantes que se recuperan de la enfermedad fuera mayor que la de casos positivos.

Los últimos en lograr el objetivo fueron Hidalgo y Puebla, que para la semana 36 (del 30 de agosto al 5 de septiembre, última que se toma en cuenta en el Sinave) ya tenían más personas sanas que enfermas.

Hay 10 entidades que aún no logran la meta, pero para la semana 36 las curvas casi se tocan. Se trata de Tamaulipas, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Guanajuato, Morelos, Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, quienes, de mantenerse la tendencia, podrían conseguirlo en la semana 37 (del 6 al 12 de septiembre).

Las entidades cuyas curvas están más separadas (donde la cantidad de enfermos supera por mucho al de recuperados) son Chihuahua, Durango, Jalisco y Guerrero. 

ES DE INTERÉS |

Compartir