FOTO: CARLOS CANABAL OBRADOR/CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

Adán Augusto López, gobernador de tabasco acusó a la Comisión Federal de Electricidad por la “insensibilidad e irresponsabilidad” que llevaron a las inundaciones en Nacajuca, Jalpa y Cunduacan, motivo por el que presentarán denuncias para que los damnificados puedan acceder a indemnizaciones.

El 3 de noviembre, el mandatario estatal indicó que el Gobierno de Tabasco no fue invitado a la sesión del Comité Nacional de Grandes Presas, por lo que instó a la CFE a manejar los “volúmenes de la presa privilegiando la protección de los centros poblacionales”.

Junto a ello publicó un aviso preventivo que alertaba sobre la posibilidad de desbordamiento del río Samaria y sus afluentes cercanos, lo que pondría en riesgo a 20 comunidades.

En respuesta, CFE indicó que la extracción en dicha presa se mantiene en 950 metros cúbicos por segundos, que corresponden al 68 por ciento de la capacidad total de turbinado de la Presa.

Agregó que con información del 3 de noviembre a las 18:00 horas, los niveles de la presa Peñitas se encuentra en un nivel de 86.59 metros sobre el nivel del mar y 91.13 por ciento de llenado.

«Se mantiene estrecha vigilancia a la evolución de la presa Peñitas, aplicando la política de operación autorizada y vigente que se tiene con la CONAGUA», indicó CFE en un comunicado.

Fue entonces que López Hernández acalaró a Manuel Bartlett que su mención y exhorto respecto al buen manejo de la extracción no fue respecto al manejo de la presa Peñitas, sino respecto a la insensibilidad e irresponsabilidad que derivó en la inundación de Nacajuca, Jalpa y Cunduacan.

“Vamos a presentar las denuncias y demandas para que la CFE indemnice a los tabasqueños que resultados damnificados y repare la infraestructura dañada o destruída”, señaló. CJG

ES DE INTERÉS |

Compartir