Foto: Facebook Gumbo Limbo Nature Center

Compartir

Redacción ejecentral

Una tortuga bebé murió después de comer 104 pedazos de plástico del mar, así lo reveló una fotografía tomada por el Centro de Naturaleza Gumbo Limbo y publicada en Facebook.

El centro ubicado en Boca Ratón, Florida, creó conciencia en redes sociales debido a la publicación que muestra a la tortuga fallecida junto a las piezas de plástico que se le extrajeron.

“Este es un triste recordatorio de que todos debemos hacer nuestra parte para mantener nuestros océanos libres de plástico”, escribieron.

Además, informaron que todas las tortugas que tienen obstrucción en sus vías intestinales no sobreviven y las afectaciones durante esta época del año son mayores ya que van a las bahías.

Según científicos especialistas, los microplásticos nacen de la contaminación que termina en el océano y están al acceso de diferentes especies marinas. JFMR

Compartir