Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

El Papa Francisco mantuvo este viernes una reunión de cerca una hora en el Vaticano con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, una audiencia delicada debido a la crisis en la iglesia católica francesa por los escándalos de pedofilia.

Macron, quien acababa de firmar en Roma en gran pompa un tratado considerado «histórico» con Italia, mantuvo un encuentro particularmente largo con el pontífice argentino en la biblioteca privada pontificia, en el segundo piso del palacio apostólico. 

Se trata de la segunda visita al Papa argentino después de la celebrada en junio de 2018 y se lleva a cabo después de que una comisión independiente denunciara en octubre más de 216 mil casos de abusos sexuales a menores cometidos por religiosos en el seno de la Iglesia en Francia entre 1950 y 2020.

Sin embargo, el tema no fue mencionado en la nota oficial divulgada por el Vaticano al término del encuentro.

«Durante las cordiales conversaciones (…) se subrayaron las buenas relaciones bilaterales existentes, por las que se celebró recientemente el centenario», subraya el breve comunicado de la Santa Sede.

«Hablar con el papa, intercambiar opiniones sobre varios temas internacionales, es algo extremamente importante», adelantó Macron a la prensa poco antes del encuentro. 

El Vaticano confirmó por su parte en el comunicado oficial que durante las conversaciones se abordaron temas de «carácter internacional, entre ellos la protección del ambiente tras los resultados de la reciente conferencia sobre el cambio climático de Glasgow COP26».

«Se habló también de las visión y las perspectivas francesas al asumir próximamente la presidencia de la Unión Europea, así como del compromiso de Francia en Líbano, Medio Oriente y África», precisa la breve nota.

Tampoco se menciona si hablaron específicamente del tema de la migración, prioritario para el pontífice, sobre todo después de la reciente tragedia ocurrida el miércoles en el Canal  de la Mancha por la muerte de 27 migrantes que intentaban llegar a las costas inglesas en un bote inflable desde territorio francés. 

Al término del encuentro Macron obsequió al pontífice, jesuita de formación,  dos biografías de San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús.

Una biografía es una edición rara de 1585, escrita por el jesuita e historiador italiano Giovanni Pietro Maffei, y otra del escritor católico, abogado y miembro de la Academia Francesa, François Sureau.

Con la visita al Papa, cinco meses antes de las elecciones presidenciales, Macron, que desea ser reelegido, quiere acercarse al electorado católico después de las tensiones surgidas tras la adopción de la ley sobre la bioética.

Su posición contra el secreto de la confesión así como la posible inclusión en su futuro programa de gobierno del derecho a morir dignamente, como desean algunos de sus allegados, también han desatado controversias.  

ES DE INTERÉS|

Canal de la Mancha no será cementerio: Macron tras muerte de migrantes

Papa pide escuchar a “los más pobres y olvidados” AL

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir