FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Compartir

Redacción ejecentral

En el más reciente libro de Bob Woodward, Rage —considerado en Estados Unidos como el mejor del periodista de The Washington Post—, nuestro país es vagamente mencionado. Confirma que una parte medular de la agenda prioritaria para Donald Trump sigue siendo, para su reelección, el Tratado con México y Canadá, y la construcción del muro para impedir la migración, ni siquiera el narcotráfico. Pero en el texto hay un pasaje que, sin querer, habla muy bien del Ejército mexicano, y la cuenta el exsecretario de la Defensa estadounidense, James Mattis, quien asegura que el jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Mark A. Milley, mejoró la condición física del Ejército estadounidense, porque era “humillante ver marchar al ejército norteamericano en un desfile y luego ir a ver al ejército mexicano o ucraniano o noruego”, porque tenían mejor condición física y un tercio del estadounidense estaba pasado de peso o era obeso. “Era espantoso”.

Compartir