Compartir

Tomás de la Rosa

El año pasado, en México había cerca de 6.3 millones de establecimientos, de los cuales el 99.0% eran micro y pequeños negocios que dieron empleo al 52.5% de los 35.5 millones de trabajadores, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía  (Inegi), y es ese universo productivo el que ahora cargará con el nuevo esquema de pensiones.

Es así que, al reducirse 10 años las aportaciones como prevé la iniciativa del gobierno de Andrés Manuel López Obrador,  la carga para las empresas aumentará, en términos nominales, 494% de 2020 a 2030; es decir 19.5% promedio anual en ese periodo, calculó el fiscalista Alejandro Santos Martínez, asesor de empresas y colegios de contadores.

Como están las cosas, desde hace 23 años con la Ley del Seguro Social de 1997, se requiere de una cuota patronal de 5.15% a la cuenta individual del trabajador. Ahora la contribución de los empleadores podría elevarse a 13.875%, lo que puede resultar muy oneroso y con ello incentivar la informalidad.

Para soportar este cambio, coinciden los especialistas, es necesario primero impulsar a este sector. 

El empresario Fernando Turner Dávila, dueño de 10 fábricas de autopartes en el mundo y que fue asesor económico de López Obrador en el pasado, recomendó salvar empresas porque de no hacerlo la recuperación de la economía aumentará de cuatro a siete años.

Sin que se conozca aún la iniciativa de reforma, el anuncio hecho por el Presidente para modificar la Ley del Seguro Social que reforzará el sistema de ahorro para el retiro con mayores recursos patronales y del gobierno, alertó a la evaluadora internacional de riesgo crediticio Moody’s sobre si habrá o no presiones en las finanzas públicas de la nación.

El mentor

El empresario regiomontano, Fernando Turner, que fundó hace 23 años la empresa Katcon y que hoy produce autopartes en Brasil, Polonia, Corea, Australia, Estados Unidos, India, Sudáfrica, Rusia, China, Venezuela y México, habló con ejecentral en su calidad de presidente de la Asociación Nacional de Empresario Independientes (ANEI), organismo encargado de impulsar propuestas de políticas públicas para mejorar el desarrollo económico del país.

En el año que Turner entraba a Corea del Sur y Shanghai con nuevas plantas de producción, 2012, y abría un centro de Innovación y Tecnología (KIIT) en Monterrey, también operaba como asesor de López Obrador rumbo a las elecciones presidenciales de ese año. Ahora, el exnominado para ocupar la Secretaría de Economía en ese entonces, ve muy positivo que se atienda las pensiones, porque es un “problema muy grave” para el país.

Sin embargo, advirtió que el momento no es el adecuado porque “estamos en medio de una crisis económica sin precedentes con una enorme caída del empleo y no se tiene un plan para la recuperación de la economía, cuál este periodo (de crisis) podría ser más largo”.

Datos del Inegi muestran que en abril había 13.6 millones de personas no ocupadas con disponibilidad para trabajar, aunque no estaban buscando activamente un empleo.

Turner, que además de Monterrey instaló centros de investigación para sus negocios en Luxemburgo, Michigan y Shangai, enfatizó que la crisis económica generada por el virus SARS-CoV-2 se agravó por la debilidad económica registrada en 2019 (el primer año del gobierno de AMLO), por lo que la recuperación será lenta, pero será todavía más lenta si el gobierno federal se mantiene al margen.

Datos de la más reciente encuesta de indicadores de Citibanamex, muestran que este año la economía mexicana se desplomará 9.6%, según el promedio de los pronósticos que tienen un rango de caída de entre 6.5% y 12.0 por ciento, el peor desplome en la historia estadística del Inegi.

Para el empresario, con todo y que la iniciativa para mejorar las pensiones de los trabajadores se difiera dos años para pagar las nuevas cuotas, “incidirá negativamente en la recuperación de la economía, que será muy lenta y desanimará a posibles inversiones y es ahí cuando más se debería atraer más inversión”.

La iniciativa se da en un momento inoportuno, aunque ahora lo recomendable sería acompañar a la reforma con acciones decididas del gobierno y del banco de México para aumentar la liquidez del sistema productivo nacional y aumentar la inversión porque si no las empresas no van a generar los empleos suficientes y menos con ese costo laboral adicional”, agregó el empresario que también fue secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, en el gobierno del independiente Jaime Rodríguez Calderón El Bronco.

›Fernando Turner, comentó que su empresa en Estados Unidos, con todo y que es una empresa mexicana fue objeto de un crédito por parte del gobierno de Donald Trump. “La empresa ni siquiera pidió el crédito, pero ellos nos lo ofrecieron” para no despedir personal por la pandemia del coronavirus. 

Dijo que el programa es tan fuerte que hay una “cancelación (condonación) del crédito si al final del periodo de dos años, la empresa mantuvo el número de empleados. Si no despidieron personal, borran el crédito”.

En Polonia, el gobierno está pagando el 40% de los salarios de los trabajadores para que no despidan trabajadores y se apoya a empresas nacionales y extranjeras. En China, señaló están dando incentivos fiscales a la inversión con un financiamiento a bajo costo, también, para que se mantenga sin recortes la planta laboral.

“En muchos países están apoyando a las empresas y en México ¿Bajo qué evidencia técnica o teórica o económica van a decir que lo que se está haciendo está bien, si todos los demás países están haciendo cosas diferentes?”, apuntó. 

 Con la reforma al sistema de pensiones, comentó que no se está atendiendo el problema principal que es mantener los niveles de empleo e ingresos de los trabajadores. “Con la iniciativa se está atendiendo un problema grave, un problema real, pero de momento no es el más urgente”.

Es como si me bajan el precio del Netflix, pero no tengo electricidad en la colonia. La medida es muy buena, pero no producirá el resultado deseado. No ataca el problema principal de las Pymes. El principal es que estuvieron cerradas sin ingresos, eso genera que tengan que despedir y los números así lo indican”, detalló el empresario.

Turner instó al gobierno federal a lanzar políticas contracíclicas porque “todavía es tiempo para un programa de reactivación económica que debe de costar por lo menos 4 o 5 puntos del PIB. Se puede y se debe subir el déficit, es algo que otros países verán muy bien porque salvaría fuentes de ingresos fiscales”. 

Sin medidas de apoyo y solo la reforma de las pensiones, enfatizó Turner, “se está favoreciendo de una manera directa al empleo informal. Va a ser más barata la informalidad, va ser más rentable y con un mayor costo el empleo formal”.

Como conclusión, el empresario dijo que el gobierno federal debe cambiar su discurso y eliminar sus frases “anti inversión y anti empresas” y cambiar a uno más favorable a la inversión. Si no lo cambia, pronosticó que la recuperación económica de México no será de cuatro años, si no de siete años.

Pymes debilitadas

Con todo y que el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la cúpula de cúpulas empresariales, señaló que las Pymes no se verán afectadas por las mayores cuotas patronales para el fondo de retiro de los trabajadores, especialistas comentan que la afectación es la permisividad de las autoridades para que las empresas cumplan con todas sus contribuciones laborales.

Ese disimulo selectivo es lo que mantiene la tasa de informalidad en los niveles de seis de cada 10 trabajadores. Por ejemplo, el fiscalista Alejandro Santos Martínez, comenta que dicha iniciativa da un poco de oxígeno al esquema de outsourcing o subcontratación laboral para evadir pago de obligaciones.

Con esto, lógicamente el outsourcing va a crecer más, pero de manera temporal porque también viene la reforma a la subcontratación porque el gobierno sabe que muchas empresas van a intentar evadir sus responsabilidades por ahí”, indicó Soto.

Sin embargo, de momento, ante la elevada tasa de informalidad, la carga social para las empresas que cumplen es elevada. 

Son las cuotas del IMSS, el Infonavit, los impuestos estatales (como el impuesto a la nómina), el impuesto sobre la renta (ISR), en caso de que haya la participación de los trabajadores en las utilidades (PTU), el aguinaldo y la prima vacacional.

›Por ejemplo, la aportación patronal que pagará un empleador por un trabajador con un salario base de cotización de 350 pesos, la cuota por retiro se mantendrá en 217 pesos mensuales en 2020, 2021 y 2022. En 2023, aumentaría a 326 pesos y aumentaría progresivamente hasta llegar a mil 288 pesos en el 2030, lo que representa un incremento nominal de 494% en el periodo de una década o lo que es lo mismo, tendría una tasa de crecimiento promedio anual (TCPA) de 19.5 por ciento.

Al respecto, comentó el fiscalista, las “Pymes batallan para conseguir las cosas más baratas o a crédito porque para concretar ventas tiene que vender a plazos más largos y luego sufren con la cobranza. Luego así, y no tiene ni para pagar la nómina, mucho menos tendrán para pagar las cuotas del IMSS”. 

Indicó que para las Pymes será más difícil. Un Procter & Gamble, un FEMSA, un Telmex, un Wal-Mart pueden pagar sin problema “pero qué pasa si vamos por ejemplo a los negocios pequeños de un municipio del estado de México, si con trabajos apenas juntan para salir al día a día”.

Otra diferencia, dice el especialista fiscal, es que las grandes empresas como son fijadoras de precios, los incrementos en el costo de la mano de obra, simplemente los contabilizan en su estructura de costos y lo trasladan al precio del producto.

Considerando que las micro y pequeñas empresas emplearon a 18.6 millones de personas (52.5% del total). Según el Censo Económico 2019, del total de empresas y personal ocupado, sobresalen los establecimientos ubicados en Nuevo León con 11.3 personas en promedio, cifra que casi triplica a los empleados en Veracruz, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Michoacán, Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Otra preocupación la manifestó el analista de la evaluadora de riesgo crediticio Moody’s, Francisco Uriostegui, al señalar que no está claro si el efecto de la reforma tendrá un impacto en las finanzas públicas del país.

Reconocimiento global

Con la propuesta inicial, previo a la discusión  y modificación en el Congreso, se busca que el nuevo esquema de pensiones aumenté del 40% al 103% para los de un salario mínimo y de hasta 54% a los de cinco salarios mínimos como pensión que recibirá el jubilado respecto de lo que cobraba cuando era trabajador en activo (la llamada tasa de reemplazo).

Para ello, el total de aportaciones aumenta de 6.5 a 15% de su salario. Además, de que se reduce el número de semanas cotizadas en el IMSS para pensionarse. Con la ley actual se requieren mil 250 semanas (alrededor de 25 años) y la propuesta de 750 semanas.

Según el fiscalista Alejandro Santos Martínez, con los periodos de crisis en el país, muchas personas se verán imposibilitados a pensionarse. Así, también ante la informalidad, sólo 37 de cada 100 trabajadores están en la formalidad y por ello, programas sociales como la Pensión para Adultos Mayores es uno de los principales sustentos de la población de la tercera edad.

Datos del sitio web Pension Watch (parte de la ONG HelpAge International) el ingreso de la “Pensión para Adultos Mayores” es uno de los bajos del mundo con el equivalente a 35 dólares (según su sondeo mundial de marzo de 2018) al mes, cifra que difiere ampliamente de los mil y mil 200 dólares que reciben la gente de la tercera edad en Países Bajos, Australia, Bélgica, Nueva Zelanda y Reino Unido.

En países como Irlanda, Suecia, Francia, Dinamarca y Noruega reciben al mes entre 822 y 940 dólares por persona y en Estados Unidos, Finlandia e Italia el apoyo social de sus gobierno es de entre 631 y 733 dólares. 

Compartir