Oscar Moha

Pese a las manifestaciones opositoras de grupos fundamentalistas y de partidos políticos idénticos al Vox que impiden en México el avance del reconocimiento y ejercicio de los derechos humanos, la laicidad gana cada vez más espacios entidad por entidad, según el análisis de investigadores del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM que publican la “Agenda de la Laicidad 2020”. 

En este documento, académicos e investigadores analizan el principio entre la separación de poderes entre las distintas religiones y los gobiernos en el mundo, desde cuatro ejes temáticos: familia, educación, salud y el factor pandemia, sin descuidar el papel que juegan los distintos grupos políticos y sociales. Y, aún cuando la mayoría de los países tienen un régimen democrático y reconocen la libertad religiosa, no en todos está presente esta separación entre el poder político y el religioso y filosófico. 

Concluyen además que la mayor parte de los países del Continente Americano se asumen como “naciones laicas”, es decir que no tienen una religión oficial, aunque estados como Brasil, Perú y Paraguay trabajan con una “laicidad de cooperación” (donde las Iglesias no se someten incondicionalmente a la autoridad del Estado, sino que ambas esferas conviven de manera armónica), mientras que Uruguay, Guatemala y El Salvador proporcionan un financiamiento estatal a las Iglesias, principalmente a la Católica, donde es mayoría. El caso de Argentina es excepcional: tiene un concordato firmado con El Vaticano que regula las relaciones entre el Estado y la Iglesia.  

En esta Agenda se pone de manifiesto que en América Latina, compuesta por 46 países, la presión que ejerce todavía la iglesia católica, sobre todo en México, Brasil y Argentina, la laicidad se ha visto acotada en temas sociales como la despenalización del aborto, los matrimonios igualitarios, eutanasia y derechos reproductivos. En lo que parecería una confabulación, fundamentalistas evangélicos comenzaron a formar organizaciones y partidos políticos para difundir su ideología que choca con el concepto de laicidad, aunque no con sus deseos de poder. El caso de “Encuentro Solidario” (que ya desapareció) en México, “Unidos en la Fe” en Chile, “Cabildo Abierto” en Uruguay y el “Partido Republicano Brasileño” son símiles de Vox en España que aparte del poder se asumen como “policía moral” desde espacios legisaltivos. 

Los investigadores comentan que mientras en el Continente Europeo 14 países reconocen legalmente el matrimonio igualitario y en el Medio Oriente sólo dos, en nuestro país la discusión en torno a estos temas se ha centrado en definiciones legales, mientras que una parte de la sociedad identificada con grupos radicales como el “Frente Nacional por la Familia” se oponen al reconocimiento de derechos por su ideología casi fascista.  

La Agenda dedica amplio espacio para explicar que la cadena de contagios de COVID se debe -en gran medida- a la prevalencia de creencias dogmáticas o pseudocientíficas por encima de la información que los distintos gobiernos del mundo han lanzado para promover la vacuna. Naciones como EU, donde más del 60% se dicen cristianos evangélicos han fallado en su intento por inyectar a más buena parte de su población. O como en el mismo Vaticano, cuyas autoridades solicitarán a todos sus empleados un certificado de vacunación para poder ingresar a laborar, en caso contrario los obligarán a inocularse o podrían ser despedidos.  

Quizá les faltó decir que un Estado Laico es el que defiende la autonomía entre lo público y lo religioso, brindando un trato igualitario sin favorecer ni promover ninguna de las opciones en temas morales, sino legales, apegados a su Constitución. En nuestro país, hasta hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación se atrevió a anteponer la ley al ámbito religioso en los temas antes mencionados, pero todavía hay camino por recorrer antes de que Vox nos alcance. A mayor libertad para la sociedad, mayor amplitud de laicidad. 

PALABRA DE HONOR: A propósito de la nota publicada en EJE CENTRAL sobre la “Apuesta de los evangélicos, una mujer en la Presidencia”, el Jefe del Ejecutivo realizó el pasado 29 de septiembre una gira por varias alcaldías de la CDMX donde posó para fotógrafos levantándole la mano a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, la cual tuvo una lectura unánime entre analistas: ella es la candidata a suceder a López Obrador. En el gremio pastoral hay diversas corrientes, desde las más machistas, hasta los feministas que ven en ellas al sector menos corrupto y corruptible, por lo que ya trabajan en este tema de la sucesión.   

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir