Oscar Moha

La red social Facebook está en busca de líderes religiosos en América Latina que tengan una visión empresarial para formar comunidades virtuales en donde todos ganen: la plataforma, las Iglesias, los usuarios y los anunciantes, pues ha constatado en varios países de Europa y Australia que la fe es también fuente de ingresos y no sólo una forma de entretenimiento.

Los hábitos pospandemia en el mundo, sin exceptuar México, han hecho que Mark Zucherberg, dueño de Facebook que tiene más de 2 mil 740 millones de usuarios en el mundo y al menos 51 millones en este país, esté en busca de quienes encabecen y atiendan una red global de Asociaciones Religiosas (9 mil 619 registradas) en este país, donde la fe puede ser digitalizada, comercializada y globalizada. 

Musulmanes, evangélicos, católicos, judíos, budistas, Testigos de Jehová y hasta los credos que no cuentan con registro ante la Secretaría de Gobernación lograron mantener a lo largo de la contingencia sanitaria a sus seguidores mediante redes sociales, en donde la empresa Facebook llevó a cabo un papel como ninguna otra de las plataformas. Varias Iglesias Evangélicas aumentaron su membresía, lo que redituó además en el incremento de los donativos que los líderes recaudaron, a través de sencillas aplicaciones que la misma red ofrece. 

Desde 2017, Zuckerberg mostró interés por las Iglesias Evangélicas y se reunió con reconocidos tele evangelistas y líderes carismáticos de Estados Unidos y otras naciones donde las mega congregaciones han prosperado. La visión empresarial del hombre más rico del planeta supuso una rentabilidad para comunidades virtuales que ofrecieran contenidos sofisticados y atender a subgrupos de varones, damas, lideres, maestros, niños, matrimonios y otros departamentos que suelen tener las comunidades de fe. También vio en la estructura autocrática de esas Iglesias la forma perfecta para desarrollar una estrategia que supliera las necesidades espirituales de los creyentes: oraciones virtuales, conciertos y videoconferencias en tiempo real, consejería personalizada y por supuesto la recaudación de diezmos, primicias, limosnas y ofrendas especiales, desde la comodidad de una computadora o un teléfono celular.  

En Estados Unidos, la pastora Nona Jones, ha sido contratada por la red social como “Directora Global de Asociaciones Religiosas”. Es la encargada de buscar líderes espirituales de cualquier credo, en especial evangélicos, para hablarles de todas las bondades que Facebook ofrece gratuitamente (algunas con un pago mínimo) para que ellos incrementen su liderazgo y puedan interactuar con otros grupos y conformar entre todos una iglesia global virtual. Directivos de esa empresa afirman que existen más de 100 mil grupos religiosos con una cuenta activa… y el número sigue creciendo. 

El “Caso Hillsong” es emblemático: los líderes de esta Iglesia Cristiana australiana buscaron la asesoría de Facebook para hacer una congregación más dinámica, actual, elegante y cosmopolita. Hoy cuentan con más de 2 millones de seguidores en su portal, pero esperan que después de la estrategia de marketing religioso en un año puedan duplicar su membresía virtual.  

La Iglesia Hillsong ahora tiene una franquicia en Monterrey, Nuevo León. Con 21 mil 600 seguidores en Facebook. Se reúnen en “Pabellón M”, un auditorio con una capacidad para 4 mil 200 personas. Estas congregaciones han dejado atrás el caduco formato religioso y se transformaron en un performance con partículas de cristianismo donde ya no hay pastores, sino “directores”; no más himnos o alabanzas, sino “cantos de superación”; no existen los sermones, sino “conferencias de autoayuda”; no cuentan con un templo, sino con un “auditorio”, donde las lecturas bíblicas son superadas por juegos de luz y sonido que ambientan lo que ellos llaman “avivamiento espiritual”. 

Los directivos creen que Facebook puede ser “el lugar idóneo para aquellas personas que se sientan deprimidas o solas y encontrar paz interior al incrustarse en el grupo religioso predilecto, sin importar edad, preferencia sexual…”. 

El Estudio sobre Hábitos de Internet elaborado en mayo de este año revela que más de 80 millones de mexicanos navegan diariamente en el ciberespacio, de los cuales unos 55 millones utilizan algunas de las redes sociales, principalmente Facebook, aunque durante el confinamiento estas cifras aumentaron y siguen en crecimiento exponencial.  

El gigante de las redes sociales cuenta con datos sensibles, que de manera voluntaria han otorgado cada uno de los usuarios, y se agrega a ellos el de la preferencia religiosa que incluye -en algunos casos- la notificación de pecados que comparten en sus chats. Así que Facebook podría llegar a almacenar más intimidades humanas que el mismo Dios.  

PALABRA DE HONOR: Grupos de cristianos evangélicos ya escogieron candidata para suceder a Andrés Manuel López Obrador. Dicen que el país está preparado para que una mujer gobierne México, pues “ellas son menos corruptas que los varones”, por lo que desde ya comienzan a armar sus cuadros estado por estado para la campaña que ya comenzó. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir