Oscar Moha

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) conmemoró el 22 de este mes el “Día de las Víctimas de Actos de Violencia Basados en la Religión y las Creencias”, es decir de aquellas personas que han sido utilizadas para fines de explotación política, económica, ideológica, que son sometidas por Ministros de Culto, Iglesias o líderes para robarles su voluntad… y hasta sus propiedades, a veces de manera violenta.

En todos los credos y organizaciones religiosas hay extremistas que manipulan sentimientos y voluntades de sus seguidores a grados extremos. El caso mundial más reciente se vive en Afganistán, donde los talibanes (islámicos fundamentalistas) adoctrinan a la población incluso para morir en nombre de su religión, tratando a las mujeres como artículos inanimados. Recientemente la secta NXIVM, encabezada por Keith Raniere, que seduce (porque aún quedan células) a sus militantes mediante “cursos de superación personal”, esclaviza a hombres y mujeres de posición económica y política de alto nivel para fines perversos.  

El experto en creencias espirituales, Jan Assmann, señala que “las religiones no son violentas, sino que se hacen así a manos de hombres violentos. Los fundamentalistas transforman el texto sagrado en un texto violento, movido por su afán de poder y dominio, ensuciando el sagrado nombre de Dios con su instrumentación ideológica”. Opina que para erradicar la explotación en nombre de una creencia es necesario fomentar la educación en derechos humanos, así como brindar a víctimas y familiares apoyo y asistencia adecuados que reivindiquen sus derechos. 

En México ha habido casos emblemáticos como el padre Marcial Maciel Degollado, fundador de los Legionarios de Cristo, quien abusó de menores de edad y recibía grandes cantidades de dinero de mexicanos y extranjeros para uso no tan religioso.  

Del lado de los evangélicos ha habido fraudes sonados, como el protagonizado por Jorge Erdeli Graham, quien a finales de los años 80´s comenzó a difamar a las congregaciones evangélicas de donde fue expulsado por sus posturas radicales y formó su propia congregación, en donde los asistentes decían que ya no pecaban ni cometían actos inmorales. Erdeli se dijo “teólogo, experto en sectas e investigador de fenómenos religiosos y encabezó al grupo autollamado “Los Puros”  que después fundaron la organización “Casitas del Sur” en donde abusaron física y psicológicamente de menores de edad, por lo que está prófugo de la justicia acusado de diversos delitos desde hace años. 

Los movimientos ProVida también cuentan con las características de un credo fundamentalista. Las declaraciones de Daniela Marlén Pérez Torres, ex esposa del notario público Rodrigo Abascal Olascoaga son contundentes: lo señala como un ser “perverso, narcisista, psicópata, ultrapanista, miembro de la organización El Yunque… que no falta a misa los domingos, hace generosos donativos a la Iglesia (católica), amigo de los altos prelados, pero que a la vez lava dinero desde su oficina, evade impuestos, es adúltero y golpeador”, según lo ha expresado en varias entrevistas. 

Daniela comenta que su ex marido la ha agredió físicamente en repetidas ocasiones “utilizó la religión para adoctrinar, para mantenerme encerrada y alejada de las personas… me enteré de que varias veces me engañó incluso con sus mismas alumnas; no me permitía ir a fiestas infantiles, no podía ver a mi familia y no podía celebrar el Halloween, pero eso sí: todos los días comulga y habla del pecado de los demás”. 

Los Provida están dedicados a “defender el reino de Dios” y pretenden seguirse incrustando en las áreas educativas, culturales, religiosas y políticas de la vida en México, a cualquier costo para influir en la sociedad e implantar sus doctrinas que van desde impedir los matrimonios entre personas del mismo sexo hasta encarcelar a quienes aborten y les ayuden a hacerlo, como se acaba de autorizar en el Estado de Texas, Estados Unidos.  

Pueden ejercer la violencia religiosa aun cuando estén en la Iglesia justificando sus creencias en la interpretación personal que le dan a La Biblia. Son agresivos hasta para orar. Y su actuar debe estar tipificado como un delito.

PALABRA DE HONOR: El obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, desmintió públicamente en su homilía del pasado domingo 29 de agosto al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, quien se la ha pasado repitiendo que esa entidad ya no está en los primeros lugares nacionales por el número de homicidios dolosos, sino que aparece en el noveno sitio. “Hay muchos tranzas y mucha gente que nos engaña… no volteen pa’ otro lado, que no digan que estaos bien y que somos un estado modelo, Guerrero es el cuarto lugar de homicidios”, le replicó el clérigo. Así se llevan. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir