Compartir

Elizabeth Velázquez losintangibles.com

El manejo de la crisis sanitaria, el impacto económico y la corrupción, son los temas que más influyen tanto en la aprobación del Presidente, como en el proceso electoral del siguiente año; de acuerdo con datos analizados por Colectivo Voto, iniciativa que midió, del 17 al 30 de agosto, la opinión pública a través de encuestas telefónicas, pero también del pulso de la conversación en Twitter.

El resultado divide cuando se trata de la aprobación general al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, ya que mientras el 61% de los encuestados por teléfono está conforme con la gestión; 74% de las conversaciones en Twitter tuvieron un sentido negativo, especialmente tras los acontecimientos de la toma de W Radio y los videos donde el hermano del mandatario recibe dinero, en un aparente hecho de corrupción.

El estudio revela que el grupo poblacional que más apoya al Presidente está conformado por hombres mayores de 60 años, mientras que las mujeres entre 36 y 60 años son quienes más desaprueban su gestión, especialmente por el trato que ha dado al tema de la violencia de género y los feminicidios.

Sin embargo, el manejo de la crisis sanitaria es sin duda la gran debilidad actual del gobierno, ya que 55% de los encuestados considera que la pandemia no está bajo control, y 86% de las conversaciones registradas en Twitter respecto a este tema tenían una carga negativa. Este alto porcentaje de desaprobación se registró durante el periodo en el que México superó los 60 mil fallecimientos por Covid-19.

Además, la detención de Emilio Lozoya no fue percibida como un acto contra la corrupción por la mayoría, que calificó esta acción como una distracción mediática para el tema de la crisis sanitaria. Otro aspecto que se evaluó y el resultado fue negativo, fueron las múltiples declaraciones que el Presidente ha hecho respecto a la pandemia.

En cuanto al impacto directo de la crisis sanitaria en el proceso electoral, el 57% de los encuestados dijo que no saldría a votar si el semáforo epidemiológico en su entidad estuviera en rojo; la cifra baja 16 puntos hasta colocarse en 41% en caso de existir un nivel de alerta alto, mientras que el amarillo mantendría en casa al 25% de los entrevistados.

Pero el cruce de datos va más allá al identificar las preferencias electorales de los grupos, según su disposición para acudir a las urnas por el color del semáforo. Por ejemplo, 63% de quienes emitirán su voto sin importar el nivel de riesgo epidemiológico, también aprueban de manera general la gestión de López Obrador; en contraposición, el 48% de las personas que no piensan participar en este proceso, califican de manera negativa al Presidente.

En el panorama económico, que representa una segunda crisis entre la población, cuatro de cada 10 personas señalan que la pandemia les hizo perder parte de sus ingresos o su empleo. La percepción negativa en este rubro se basa en la caída del Producto Interno Bruto (PIB), y el crecimiento de la deuda al triple.

La percepción en cuanto a la disminución de actos de corrupción, robos a casa habitación, un supuesto aumento en la seguridad local y del futuro, son temas que mejoran la aprobación general de López Obrador.

Compartir