Compartir

Karla Galicia

Serrana, una localidad de 45 mil 644 habitantes, a tres horas de Sao Paulo, fue el escenario para llevar a cabo el experimento “Proyecto S”, el cual consistía en la aplicación de la vacuna china CoronaVac al 98% de los habitantes mayores de 18 años. Este estudio fue desarrollado por el Instituto Butantan.

De los 30 mil habitantes aptos para ser inmunizados, se registraron 28 mil 380, de los cuales 27 mil 722 recibieron la primera dosis y 27 mil 160 tuvieron ambas aplicaciones. Así, un total de 562 no recibieron la segunda dosis del fármaco, en su mayoría por decisión propia. 

De acuerdo con el sitio de noticias ruso Russia Today (RT), Romildo Amaro Augusto, uno de los participantes, aseguró que era un “privilegio” y que se inscribió junto a su familia en el proyecto apenas los empadronadores llegaron a su casa. Este hombre, de 67 años, relató a los organizadores que ha sufrido varias pérdidas de sus amigos de infancia, fallecidos a causa de esta enfermedad.

Habitantes de la ciudad de Serrana, en Sao Paulo, hacen fila para recibir la vacuna contra Covid-19.

El objetivo de este proyecto es determinar cuál es el efecto de la vacunación en masa sobre la evolución de la pandemia. Así, los organizadores esperan determinar la eficacia de la inmunización en la disminución de los casos de coronavirus. 

Además, se pretende determinar si hay reducción de la carga de morbilidad, a través del análisis de las cifras de ocupación de camas hospitalarias y número de consultas médicas.

También se probará la eficacia de la vacuna contra las variantes brasileñas del coronavirus, principalmente la P.1, que han puesto en vilo a Brasil y a los países vecinos ante el aumento de casos y muertes. 

Aunque los resultados finales se publicarán en mayo, los últimos datos confirman el éxito del experimento. Desde la semana pasada, no hay ningún paciente entubado y los pacientes llegan a los centros de salud con síntomas menos graves. Cerca del 90% de los casos ahora son leves y moderados.

Serrana es una ciudad dormitorio y sus habitantes circulan en toda la región para trabajar, especialmente en Riberão Preto. Al inicio de la pandemia fueron realizadas pruebas masivas de coronavirus, que revelaron que había un porcentaje muy alto de contagios. Por esta razón la localidad fue escogida para realizar el experimento. 

Compartir