La pandemia cerró la escuela, pero les trajo 
el mundo digital

Niños pobres de Chimalhuacán han podido seguir sus estudios gracias al apoyo de una ONG que donó computadoras con internet