Compartir

Daniela Arroyo

Una denuncia penal por intervención ilegal de comunicaciones privadas, acceso ilícito a sistemas y los que resulten, fue presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR), por el espionaje de Estado contra periodistas y defensores de derechos humanos en el que se empleó el malware Pegasus, cuyo uso es exclusivo del gobierno, que quedó evidenciado en la investigación #GobiernoEspía, Vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos en México.

Citizen Lab y las organizaciones Article 19 Oficina para México, R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales y Social TIC presentaron este lunes el informe “Gobierno Espía” sobre una investigación que hoy publicó el diario The New York Times, en el que documenta 88 casos de vigilancia sistemática en contra de defensores de derechos humanos y periodistas, en los que se empleó el spyware Pegasus, de origen israelí, para vulnerar la seguridad de los teléfonos inteligentes de sus objetivos, con la finalidad de espiarlos y obtener información confidencial y privada de ellos.

En conferencia de prensa, los periodistas en quienes se documentó intentos de espionaje como Carmen AristeguiSalvador Camarena y  Daniel Lizárraga, así como los activistas Alexandra Zapata y Juan Pardinas de IMCO y Mario Patrón del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Prodh), exigieron el gobierno se investigue a si mismo y rinda cuentas a la sociedad, sobre el uso indiscriminado de métodos de espionaje de alta gama contra algunos de los personajes críticos de la actual administración y que presente a los responsables.

La periodista Carmen Aristegui, exigió al presidente Enrique Peña Nieto dar explicaciones sobre el “espionaje de Estado” cometido de manera “alevosa e ilegal” contra estas figuras críticas.

¿Qué hizo el gobierno federal con información que robó? Tenemos derecho a saber… ¿Qué más sigue Presidente?, si es capaz de espiar a un adolescente. ¿No es siniestro?, cuestionó Aristegui Flores sobre los intentos por vulnerar el celular de su hijo.

Usaron recursos públicos para cometer ilícitos graves, Peña Nieto está obligado a explicarlo”, agregó la conductora.

En el caso de Aristegui, la periodista y su equipo recibieron 56 mensajes mensajes de texto de celular (SMS), tras la publicación del reportaje sobre la “Casa Blanca” de Angélica Rivera, mientras que Carlos Loret de Mola recibió ocho SMS, que le llegaron en el momento en que daba seguimiento a caso Tanhuato.

DCtI0s7UAAADtMT

Durante la conferencia, Aristegui cuestionó al gobierno por el espionaje contra su hijo, Emilio, cuyo celular también fue blanco, siendo menor de edad e incluso estando fuera del país.

Por su parte, en un mensaje proyectado durante la conferencia, Loret de Mola dijo que se sumó posteriormente a los conferencistas, pese a haber sido invitado con anticipación, ya que consideraba que el espionaje no es un asunto menor, ni siquiera en el contexto tan violento contra periodistas.

Quieren que sepamos que nos están espiando, que nos sintamos vulnerables”, aseguró.

En su participación el periodista Salvador Camarena denunció una operación de Estado para vulnerar derechos de las audiencias.

Ya Raymundo Riva Palacio en 2015 denunció está atrocidad de uso malware para espiar a actores sociales como periodistas”, señaló el jefe de investigaciones de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) sobre lo escrito por el director de ejecentral.

En tanto, MarioPatrón de Prodh exigió al gobierno federal que transparente si hay órdenes judiciales contra los espiados y responsabilizó al presidente Enrique Peña Nieto del espionaje.

Gracias a una investigación comprobamos que somos objetivos del gobierno espía. Denunciamos que somos víctimas de espionaje de nueva y vieja escuela”, agregó Patrón.

Como publicó este lunes el diario New York Times, periodistas y activistas sociales de México fueron víctimas de espionaje sistemático, luego de que recibieran mensajes similares destinados a que el objetivo abriera y descargara inconsientemente el malware Pegasus. De los 88 casos registrados, 76 fueron intentos de infección y se suman a los 12 ya existentes ya denunciados.

El informe realizado en colaboración con el instituto de investigación Citizen Lab, laboratorio interdisciplinario de la escuela Munk de Asuntos Globales de la Universidad de Toronto, también revela que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), son algunas de las agencias de inteligencia mexicanas que figuran como clientes de NSO Group, la firma israelí que diseñó el software.

#GobiernoEspía Conferencia de prensa sobre la vigilancia a periodistas y defensores de derechos humanos en México https://t.co/C0ndWk6i4k

Compartir