Vulnerables. La plataforma de Facebook ha sido utilizada para diseminar información falsa. Foto: Tomada de www.theintercept.com

Compartir

Sam Biddle

@michaelbarthel

Los usuarios de Facebook, en general, no son muy buenos para diferenciar entre lo que es verdad y lo que es falso. Muchos usuarios compartirán ansiosamente, y sin dudarlo, noticias confiables y aquellas sin sustento. Eso ocurre porque los usuarios desean que las falsedades sean vistas como verdaderas o porque simplemente no pueden ver la diferencia. El analfabetismo desenfrenado de los medios de comunicación es la causa principal por la que las noticias falsas que hemos estado viendo desde antes de las elecciones presidenciales y seguirá preocupándonos hasta el final de los tiempos (o el final de Facebook, lo que ocurra primero). Mark Zuckerberg ha dicho que se está preparando para solucionar este problema fundamental de analfabetismo en los medios digitales, al poner más poder en manos de los analfabetos.

En una nueva publicación en Facebook, Zuckerberg dijo: “pedí a nuestros equipos de producto que se aseguren de priorizar las noticias que sean confiables, informativas y locales”. No se ha dicho por qué esto se ha convertido en una prioridad en el decimocuarto año de existencia de la compañía. Zuckerberg admitió que “hay demasiado sensacionalismo, desinformación y polarización en el mundo de hoy” y que su sitio electrónico “permite a las personas difundir información más rápido que nunca”. Al igual que el resto de Silicon Valley, Facebook está obsesionado con una objetividad digna de una máquina, y Zuckerberg dijo que averiguar qué medios empaquetan deliberadamente falsedades y cuáles no es algo muy complejo (sólo que en realidad no lo es).

La pregunta difícil con la que hemos lidiado es cómo decidir qué fuentes de noticias son ampliamente confiables en un mundo con tantas divisiones. Podríamos tratar de tomar esa decisión nosotros mismos, pero eso no es algo con lo que nos sintamos cómodos. Consideramos preguntar a expertos externos, pero probablemente no resolvería el problema de objetividad. O podríamos preguntarles a ustedes, la comunidad, y que sus comentarios determinen la clasificación.

Vulnerables. La plataforma de Facebook ha sido utilizada para diseminar información falsa. Foto: Tomada de www.theintercept.com

Vulnerables. La plataforma de Facebook ha sido utilizada para diseminar información falsa. Foto: Tomada de www.theintercept.com

Entonces, en lugar de confiar en la subjetividad y los prejuicios de un equipo de expertos externos, Facebook dependerá de la subjetividad y los prejuicios de dos mil millones de personas en todo el mundo. Específicamente, Facebook aseguró que decidirá qué medios de comunicación se priorizan, al menos en parte, simplemente preguntando a las personas cuáles les gustan.

Como parte de nuestras encuestas de calidad en curso, ahora preguntaremos a las personas si están familiarizadas con una fuente de noticias y, de ser así, si confían en ella. La idea es que algunas organizaciones de noticias sólo son confiables para sus lectores u observadores, y otras son ampliamente confiables para toda la sociedad, incluso para aquellos que no las siguen directamente. (Eliminamos de la muestra a aquellos que no están familiarizados con una fuente, por lo que el resultado es una proporción de aquellos que confían en la fuente y aquellos que están familiarizados con ella).

Utilidad. De acuerdo con un reporte de Facebook, 5% de los contenidos subidos a la plataforma son noticias, 10% son anuncios publicitarios y 70% son fotografías de amigos y familiares.

Facebook desconoce o, probablemente, no está dispuesto a lidiar con el hecho de que las personas tienen lealtades tribalistas hacia ciertos medios. Alguien que disfruta compartiendo, digamos, los artículos Daily Caller o InfoWars va a, por supuesto, decir que esos son medios confiables. De lo contrario, estarían admitiendo que consumen y difunden voluntariamente información que no es certera, y todos nos tenemos a nosotros mismos en un concepto demasiado elevado como para hacer algo así.

En 2014, el Pew Research Center preguntó a los estadounidenses qué fuentes de noticias reconocían y en cuáles confiaban y desconfiaban. En todo el espectro político se encontraron pocos acuerdos.

En 2014, el Pew Research Center preguntó a los estadounidenses qué fuentes de noticias reconocían y en cuáles confiaban y desconfiaban. En todo el espectro político se encontraron pocos acuerdos.

De acuerdo con un vocero de Facebook, las encuestas están destinadas a garantizar que “las personas puedan obtener más de sus fuentes favoritas y más de fuentes confiables”. No es parte del desastre de información de Facebook que mucha gente cuente cosas como RedStateEagleMilitiaZoneDeepStateNews entre sus “fuentes favoritas”. ¿Deberíamos preguntarle a estas personas qué es confiable y qué no? ¿Deberían decidir qué aparecerá en su línea de tiempo o incluso en la tuya, como noticias confiables?

Del mismo modo, nadie que publique cinco artículos de MSNBC todos los días considerará siquiera dar un voto de honradez a Fox News. De hecho, los consumidores de noticias partidistas disfrutarán de una oportunidad para impulsar a sus favoritos y rechazar a los malos. En lugar de arreglar el enorme marasmo de información que ha creado en todo el mundo, Facebook está responsabilizándo a sus usuarios (y, por supuesto, al todopoderoso algoritmo).

Los detalles sobre cómo funcionan exactamente estas encuestas son escasos por ahora, aunque el vocero de Facebook me contó que estos “nuevos cambios no pretenden afectar directamente a ningún grupo específico de medios en función de su tamaño o tendencias ideológicas”. El vocero agregó: “No planeamos publicar los puntajes de confianza de un medio en específico porque representan una imagen incompleta de cómo se posiciona cada historia en la línea de tiempo de de cada persona”.

Tampoco está claro cómo afectaría a los medios pequeños o nuevos que tienen poco o ningún reconocimiento porque son pequeños o nuevos. Lo que está claro es que Facebook en este nuevo año sigue siendo tan reacio a hacer cualquier cosa que le cause incomodidad institucional o provocar reacciones violentas por parte de sus usuarios de la derecha o la izquierda. Mientras Facebook siga siendo un monolito corporativo con un control inmenso sobre toda la industria de medios mundial, no desaparecerá.

Al comienzo del año, Zuckerberg declaró que su desafío personal era arreglar lo que no sirve en su empresa. Ahora, el mensaje es: Tomen, lidien con esto.

Traducción: Carlos Morales

Compartir

error: Contenido protegido.