Compartir

Jorge Villalpando

La realidad virtual ha caído de maravilla para los videojuegos, el cine comercial e incluso para la industria pornográfica, pero Alejandro González Iñárritu quiere explorar una nueva forma narrativa, a través de esta tecnología para hacernos sentir lo que una persona vive, sufre y enfrenta al intentar llegar a Estados Unidos, cruzando el desierto de Arizona, en busca de mejorar su vida.

FOTO: Jorge Villapando

FOTO: Jorge Villapando

Esto es Carne y Arena, un grato experimento virtual multinarrativo inspirado en personas reales que han cruzado la frontera más larga del mundo a pie enfrentando toda clase de peligros y carencias: las inclemencias del clima, la fauna característica, la sed y el hambre y la Patrulla Fronteriza.

Con la colaboración del genio fotográfico Emanuel El Chivo Lubezky, Iñárritu recrea en menos de 15 minutos, y en un espacio cerrado de unos 200 metros cuadrados, la acción en el mismo desierto con diferentes perspectivas:

Ahí los migrantes corren en busca de refugio, otros están detrás de matorrales e intentan escabullirse de los agentes fronterizos, unos más se encuentran aturdidos con el estruendo del helicóptero de la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) y las luces que los ciegan.

La experiencia se limita a una persona a la vez, que puede moverse al lugar donde quiera y “participar” en esta cruda realidad que viven miles de personas diariamente al intentar alcanzar “el sueño americano”.

FOTO: Jorge Villalpando

El director mexicano, reconocido internacionalmente por su trabajo cinematográfico, dijo que la finalidad de esta puesta es que la gente tenga empatía con los migrantes, esos seres humanos que lavan los pisos, los trastes, cortan el pasto o atienden a la gente y que son invisibles y ni siquiera se les ve a los ojos.

Carne y Arena se presentó en el Festival de Cannes, en el Museo LACMA de Los Ángeles y en la Fundación Prada de Milán. Ahora la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Gobierno de la Ciudad de México presentan esta instalación que estará abierta al público a partir del 18 de septiembre en el Centro Cultural Universitario de Tlatelolco.

Busco explorar la condición humana en un intento por romper con la dictadura del encuadre cinematográfico y reclamarle el espacio para permitirle así al visitante una experiencia directa”, dijo Iñárritu durante la presentación en la Ciudad de México.

Los boletos de Carne y Arena estarán disponibles semanalmente el sitio web www.carneyarenatlatelolco.com a partir del 18 de septiembre y solo será posible ingresar ya con el boleto comprado. No habrá venta de boletos en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco. El costo de boletos es de 300 pesos por persona.

Compartir