Foto: ejecentral

Compartir

Emilio Riva Palacio

Este año la generación Z se apoderó de la Fórmula 1 y conducirá los autos más rápidos de todos los tiempos. La razón, es que en esta edición veremos a los pilotos más jóvenes de la historia y, por el ajuste de algunas reglas, que permitirán el uso de nuevas tecnologías que harán las máquinas más potentes, romperán todos los récords de velocidad hasta ahora impuestos.

Las escuderías prometen innovaciones en los vehículos que, hasta ahora, se mantienen en total secreto y que sumado a cambios en su estrategia para las diferentes pistas, se pretende alcanzar una mayor competición entre los grupos líderes: Mercedes, Ferrari y Red Bull.

Si bien los pilotos mejor rankeados son los más experimentados y veteranos —Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen, con 31, 34 y 39 años de edad, respectivamente— junto a ellos avanza Max Verstappen, quien apenas alcanza los 21, pero con experiencia, porque debutó desde los 17 años como el más joven de la historia. 

Mientras que las escuderías líderes prefirieron el equilibrio entre la experiencia y juventud, el resto apostaron mucho más a los jóvenes, por lo que 50% de los pilotos tienen menos de 25 años de edad, y sólo 30% supera los 30 años.

La gran fiesta de la Fórmula 1 arranca este 15 de marzo con la primera ronda de las “Qualis” y Ferrari, que festejará sus 90 años, ha prometido que no sólo acumulará más trofeos, sino que abrirá una nueva era; mientras que Mercedes se dijo ya listo para la pelea. Sus competidores más cercanos, Red Bull, que estrena el motor de Honda, y Renault, que pondrá a prueba la mezcla de su nuevo motor y su nuevo piloto Daniel Ricciardo. 

Velocidad y ganancias

Para incrementar la competencia y con ello las ganancias, la Fórmula 1 cambió las reglas –aunque las modificaciones más profundos se verán en el 2021—, algo que será más notorio en los autos y en las imágenes que proyectarán desde sus cámaras.

Por ejemplo, para aumentar las capacidades para rebasar de forma más segura, se permitirá un alerón delantero más alto y ancho, un nuevo alerón trasero y nuevos ductos de freno. A esto se suma el aumento de combustible de 105 a 110 kilogramos, que incrementa su movilidad y capacidad de potencia en la pista. Esto significará la posibilidad de reducir uno o varios segundos en un circuito, lo que podrá determinar el triunfo de cada escudería.

En cuanto a los pilotos, deberán usar guantes biométricos para aumentar su seguridad y en caso necesario facilitar su atención médica, porque transmiten el pulso y los niveles de oxígeno en su sangre, así como cascos con mayores protecciones para soportar todo tipo de impactos.

Esto también significará un incremento en las ganancias de las escuderías, los pilotos y 21 países sede, pero para eso todos deben invertir. Cada año los equipos deben pagar un precio por participar en la F-1, costo que se incrementa basado en el US Consumer Price Index, esto significa que todos los equipos deberán pagar 546 mil 133 dólares y una cifra extra dependiendo de la posición en la que terminaron la pasada temporada. Por ejemplo, Mercedes tendrá que pagar seis mil 553 dólares por punto conseguido (655), mientras que otras escuderías pagarán 5 mil 459 dólares por punto. 

Coloca tu cursos en las flechas y conoce a los pilotos

Coloca tu cursos en las flechas y conoce a los equipos que competirán

Compartir