Raúl Cervantes, exprocurador General de la República. Foto: AFP

Compartir

Redacción ejecentral

Resulta que el fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, tan desconfiado como es, puso a un equipo especial con investigadores que han pasado con excelencia los exámenes de control de confianza y que han sido certificados en Estados Unidos, y los puso a trabajar en los casos sensibles y de alto impacto. Dicen los que saben que  hicieron una evaluación de cada uno; dos de esos expedientes corresponden a los exgobernadores César Duarte y Javier Duarte, a quienes ya les están puliendo más expedientes y pronto habrá noticias, pero lo más interesante es que en su camino se toparon con la sorpresa de que el exprocurador Raúl Cervantes y el exencargado del despacho de la PGR, Alberto Elías, dejaron morir por el tiempo y de inanición algunas acusaciones contra ambos personajes, todavía no saben si fue sin querer o queriendo, pero ya lo investigan. Oséase que si les encuentran responsabilidad, podrían enfrentar alguna sanción administrativa o hasta acusaciones por posibles delitos cometidos por servidores públicos. Habrá que esperar y ver si encuentran pruebas en su contra o no.

Compartir