Foto: Especial

Compartir

Redacción ejecentral

Las autoridades colombianas reportaron en las últimas horas el asesinato de Lucy Villarreal, lideresa social defensora del arte y la cultura, y Reinaldo Carrillo, miembro de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC), en ataques distintos.

El atentado contra la vida de Lucy Villarreal se registró en la víspera de Navidad cuando concluía un taller para niños en el municipio de Tumaco, ubicado en el departamento de Nariño, lugar conocido como la “Perla del Pacífico” y centro de conflicto entre grupos armados por el dominio del territorio.

La Secretaría de Gobierno de Nariño confirmó que el ataque fue perpetrado por un sicario en el corregimiento de Llorente y declaró que el gobierno ya está en contacto con la familia de Villarreal, sin embargo, aún no hay detenidos por este hecho.

Lucy Villarreal era conocida en la región por su trabajo como gestora cultural y como parte de la Fundación Cultural Indoamericanto, integrada por artistas encargados de montar un gran espectáculo durante el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto.

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, también expresó el pésame a los familiares de Lucy Villarreal, afirmando que “esta noticia empaña la navidad” y exigió seguridad para los líderes sociales al Ministro de Defensa de la República de Colombia, Carlos Holmes Trujillo.

La madrugada de este miércoles las autoridades recibieron el reporte del asesinato del activista campesino y miembro de la ANUC, Reinaldo Carrillo, cuya labor social en materia de restitución de tierras y reforma rural podría
haber sido la causa del atentado en su contra.

El ataque ocurrió cuando el líder campesino se encontraba en su vivienda en el barrio Los Pinos, ubicado en el municipio de Pitalito del departamento de Huila, otro de los sitios colombianos que se ha caracterizado por el
hostigamiento a activistas culturales, ambientales y de derechos humanos.

“Lamentablemente Colombia amaneció con la noticia de dos líderes sociales asesinadxs el día de Navidad”, declaró en sus redes sociales el partido emergente de la guerrilla colombiana, la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC).

Los asesinatos de dos activistas más en las últimas horas se suman al crimen contra la pareja de activistas ambientales, Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve, quienes desaparecieron el viernes pasado en la carretera rumbo a la región norte de Colombia y sus cuerpos fueron hallados el lunes con indicios de violencia.

La hostilidad contra activistas en Colombia no ha bajado ni siquiera tras la firma del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC, el 2 de octubre de 2016. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo de Colombia, entre 2016 y 2019 se registraron más de 500 asesinatos de activistas locales.

Hallan sin vida a pareja de ambientalistas

La bióloga Natalia Jiménez y el antropólogo Rodrigo Monsalve fueron hallados sin vida, luego de su desaparición el pasado viernes, los cuerpos de la pareja de activistas fueron encontrados atados a un árbol y con un disparo en la cabeza.

Según reportes, la pareja tuvo comunicación por última vez a través de un dispositivo móvil. “Mi hija hablaba normal conmigo alrededor de las 5:30 de la tarde, cuando de repente gritó porque alguien le dijo que colgara el celular o la mataba”, denunció el padre de Natalia.

La especialista en Desarrollo Rural y Cooperación Internacional y su pareja, un DJ reconocido en Santa Marta, se casaron hace algunos días y se dirigían a Palomino para celebrar su luna de miel.

De acuerdo con las autoridades, campesinos encontraron sus cuerpos por lo que ya buscan a los responsables.

La Fundación Natura, donde trabajaba la mujer, detalló en un comunicado que “ni ella ni la organización habían recibido amenazas asociadas a su trabajo”. NM

Compartir