SEM: entre ultrajes, embajadores de carrera se retiran

25 de Mayo de 2024

Omar Hurtado
Omar Hurtado

SEM: entre ultrajes, embajadores de carrera se retiran

Omar-Hurtado_web_

En la presente administración presidencial, que agoniza, se observó un magno retiro de embajadores de carrera, algunos al cumplir la edad máxima para la jubilación que establece la Ley del Servicio Exterior Mexicano, 70 años, y otros por haber adelantado su jubilación antes de esa edad.

Mientras que los embajadores jubilados a los 70 años fueron 6, es llamativo el número de embajadores con jubilación anticipada, que suman al momento de escribir estas líneas 45, algunos de ellos, señalan diplomáticos y algún medio de prensa, bajo presión de la entonces subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carmen Moreno, con el fin de contar con vacantes para nombramientos “especiales” o de embajadores “políticos” (“Gerontocracia diplomática”, Milenio).

La situación de la embajadora Moreno, de añeja relación con Ebrard, es un caso privilegiado y muy comentado en la diplomacia mexicana. Según la propia SRE, en 2003 se jubiló por ley a los 65 años de edad y aún continúa en funciones; hoy es embajadora en Países Bajos, y como embajada de retiro, está restando oportunidades a embajadores en activo.

En conversación con diplomáticos, un amplio sector considera que durante la administración de Ebrard y su equipo, el servicio exterior de carrera fue marginado, menospreciado y maltratado, lo que habría derivado en la jubilación adelantada de varios embajadores, temerosos a represalia alguna y frustración, como lo registran también medios periodísticos (“El desprecio por el SEM”, Cuarto Poder, Eje Central).

Destaca el alto número de embajadores denominados políticos, nombrados por el presidente, que desplazan a los embajadores de carrera. Estos cargos generalmente responden a situaciones de amistad o pago de favores políticos, algunos de ellos impulsados por la esposa del presidente o la hoy candidata presidencial de Morena, afirma algún medio de comunicación (“Servicio exterior, premios ignominiosos, Poder y dinero”, Eje Central).

Particularmente destaca América Latina, invadida por nombramientos políticos por el entonces subsecretario Maximiliano Reyes, impuesto por Ebrard en la Cancillería. Hoy, de 18 embajadas que hay en la región, 12 están ocupadas por embajadores políticos, en general inexpertos y carentes de trayectoria diplomática, a lo que se sumaba la de Ecuador; las embajadas en Estados Unidos y Canadá también son designaciones políticas, así como las embajadas emblemáticas en Europa (Alemania, Bélgica, España, Francia, Noruega, Países Bajos -ocupada por Carmen Moreno con nombramiento político-, Reino Unido, Rusia y la Santa Sede; se agregan en Asia-Pacífico las embajadas en China, Corea y Japón.

Destacan algunas embajadas en países muy afines ideológicamente al presidente mexicano, establecidas en Colombia, Cuba, Nicaragua y Venezuela, de nombramiento político, alejadas, por el matiz ideológico, del verdadero interés nacional de México, al servicio de los presidentes amigos. En algunos casos los nombramientos de embajadores han sido ocupados por rangos menores del SEM, como ministros, consejeros y segundos secretarios, algunos por disposiciones de algún protector.

La OEA y la OI cuentan con titulares de carrera, en tanto, en la AONU, OCDE, ONU y Unesco son nombramientos políticos. Actualmente el SEM está integrado por un reducido número de funcionarios para la importancia de México en el mundo: 848 funcionarios en la rama diplomático-consular y 408 en la técnico-administrativa; no obstante, muchos de los cargos son ocupados por embajadores políticos, en quebranto de un servicio diplomático de carrera, profesional y experimentado.

Te Recomendamos: