Compartir

Tomás de la Rosa

Después de un año de contracción económica, llegó la pandemia de coronavirus y un año después azota a México lo que marca el inicio de la tercer crisis: ahora la energética.

Derivado de las fuertes nevadas en Estados Unidos se interrumpió el suministro de gas y por consecuencia de energía eléctrica en una zona que genera casi el 50% de las exportaciones mexicanas.

Para la CFE, el costo será de mil millones de dólares tan sólo por cuatro días, lo que afecta a más de tres millones de personas.

El “país registra cortes en el suministro de gas natural y volatilidad en el precio de este combustible por más de 5000%”, informó la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en un comunicado. 

El incremento obedece al desabasto del carburante. La afectación cubre Aguascalientes y de Guadalajara hasta Lázaro Cárdenas, Michoacán; además de los estados de Chihuahua, Sonora y Sinaloa, indicó hoy el director general de CFE Distribución, Guillermo Nevárez.

Para el director general de CFEnergía, Miguel Reyes, se tendrá un sobrecosto de 20 mil millones de pesos en estos cuatro días, cifra que equivale a mil millones de dólares. 

›Para el coordinador de LACEN-UNAM, José Ignacio Martínez Cortés, la afectación es en la “principal zona industrial del país” donde se genera el “47% del total de las exportaciones, el 79% del empleo formal y están ubicadas el 97% de las empresas IMMEX” (Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación).

CFEnergía dijo que México consume poco más de 8000 millones de pies cúbicos diarios de gas. Al respecto, el experto en energía, Ramsés Pech, advirtió que “el problema de la actual crisis energética no es dejar de producir electricidad, el problema es dejar de producir gas natural”.

Indicó Pech, que “Reynosa llegó a producir más de 1600 millones de pies cúbicos de gas diarios y hoy menos de 400 millones”, por ello “México está en jaque porque paga más por oferta y demanda. Producir gas en el activo de Producción Reynosa (Burgos) es estratégico y no invertir en producir gas, vulnera nuestra soberanía”. 

Compartir