Alejandro Alemán

Space Jam: A New Legacy (USA,2019) no es una película: es un anuncio de HBO Max, pero el problema con esta “cinta” no es siquiera ese. Vamos, no es la primera vez que Hollywood nos receta un comercial disfrazado de película. No vayamos lejos, ahí está The Lego Movie (Miller & Lord, 2014), un comercial de 100 minutos hecho para vendernos figuras de Lego.

La diferencia es que The Lego Movie no se quedaba ahí: se trataba de una interesante activación de marca, un fino trabajo de animación y una divertida comedia.

Nada de lo anterior se puede decir sobre Space Jam: A New Legacy, un producto anodino cuyo objetivo no dista mucho del que dio vida a la cinta original, Space Jam (1996), protagonizada por Michael Jordan. Resulta que en aquella época, Warner ya veía como amenaza el crecimiento de Disney y para ello —tomando como inspiración una campaña de Nike con Jordan y Bugs Bunny— decidieron hacer un comercial (es decir, una película) que no sólo funcionara como vehículo promocional sino que incluso se usó como espacio para burlarse (de manera vedada) de Disney mediante algunas oscuras referencias en los diálogos.

Hoy día la cosa no es muy diferente: la guerra ya no es únicamente contra Disney sino también contra Netflix y Amazon. Así, copiando mucha de la estética de Ready Player One (Spielberg, 2018) y una pizca de la trama de The Congress (Folman, 2013), Space Jam: A New Legacy no es sino un muestrario de todas las propiedades que ahora se pueden ver en HBO Max: desde Harry Potter hasta Game Of Thrones, pasando por las caricaturas de Hanna Barbera, los personajes de DC Comics, la saga de The Matrix y claro, los Looney Tunes

Lebron James es invitado a las oficinas de WB para proponerle que ceda su imagen,  digitalizarla, y así aparecer en todos los productos Warner. El actor se niega —“Cuando los atletas la hacen de actores, las cosas no salen bien” (recontra sic)—, pero el “algoritmo” de Warner (interpretado por Don Cheadle) se rebela y de alguna forma captura a LeBron y su hijo, a quienes no liberará hasta que no jueguen un partido de basketball con él.

El título de Space Jam: A New Legacy encierra al menos una mentira: la historia no sucede en el espacio.  Y es que ¿ya quién voltea al espacio? Todos están viendo su celular y por eso ahora esta cinta sucede en los servidores de Warner, verdadero lugar donde convive todo el legado de los estudios y lugar donde surgió el guion de esta película, que también es un algoritmo.

¿Qué película es mejor, la primera o esta nueva versión? La respuesta es simple, claro que la primera es mejor: aquella duraba media hora menos. 

"Queda prohibida la reproducción total o parcial de las obras y contenidos de esta publicación periódica, por cualquier medio o procedimiento, sin ello contar con la autorización previa, expresa y por escrito o licencia concedida por ESTRICTAMENTE DIGITAL S.C.; toda forma de reproducción no autorizada será objeto de las acciones y sanciones establecidas en la Ley Federal de Derecho de Autor, la Ley de la Protección de la Propiedad Industrial y el Código Penal Federal."
Derechos Reservados ©️, Estrictamente Digital S.C., 2021

Compartir